Entrevista a Roberto Beto Pianelli, primera parte

ENTREVISTA EXCLUSIVA

100_8342“Cuando Macri termine su mandato nos vamos a encontrar con una Ciudad en la cual el sistema de transporte va a estar mucho más atrasado que como estaba antes”

Roberto Beto Pianelli, secretario general de los trabajadores del subte porteño, trazó un crítico diagnóstico sobre el proyecto del macrismo del subterráneo en la Ciudad. La línea A, cerrada durante dos meses, eje de un debate por el destino de los viejos coches de madera Le Brugeoise sacados de servicio en el año del centenario de la línea más antigua de Latinoamérica.

En una mañana del caluroso febrero porteño del 2013, el colectivo juvenil Grupo Pasteur conversó con el secretario general de la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), Roberto Beto Pianelli, para analizar el estado actual del centenario subterráneo de la Ciudad, cuyo inicio data de 1913, “creo que Macri tiene un proyecto que se va conformando, el problema es que no tiene nada que ver con las necesidades de la mayoría de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, el Pro está diagramando un proyecto que va a girar en relación a que, de acá a 3 años, tiene una campaña electoral este año y una campaña electoral en el 2015. Todo el objetivo en el tema del subte va a girar en términos electorales, no va a girar a lo que el mismo Pro dijo hace 5 años cuando hizo su primera campaña electoral, somos idiotas que no podemos hacer 10 kilómetros por año. Antes de ser jefe de gobierno tenía un proyecto, había que hacer 10 kilómetros por año”.

 

A partir de la firma de traspaso del subte de la órbita nacional a la metropolitana en 2011, durante el año pasado se dio una puja entre el gobierno nacional y la administración de Mauricio Macri por los 800 millones de pesos en subsidios que la Ciudad dejó de percibir (la Nación se comprometió al pago de la mitad por seis meses). Los restantes 400 millones de pesos debió afrontarlos el Gobierno de la Ciudad. El jefe de gobierno dijo en su momento no contar con una partida asignada e inmediatamente dispuso el aumento de la tarifa de 1,10 a 2,50 pesos.

 

También, hubo cuestionamientos a una decisión de la ministra de seguridad de la Nación, Nilda Garré, de retirar del subte a la Policía Federal, que fueron al programa Tren Alerta, de vigilancia en los trenes. En su lugar, la Metropolitana con una dotación total de 2.800 efectivos quedó en el centro de las polémicas aunque los argumentos de la decisión nacional parecían tener solidez intelectual por ser el subte un medio de transporte que no sólo fue transferido a la Ciudad  sino que, además, únicamente se extiende en el territorio porteño.

 

El ex legislador de Nuevo Encuentro, Gonzalo Ruanova elaboró un informe en el que sostenía que la Sbase (Subterráneos de Buenos Aires S.E.) se dio una política de subejecución de sus presupuestos entre los años 2009 y 2010, en un 30 por ciento. Como dato significativo, en el 2010 no utilizó 877 millones de pesos, es decir, 77 por ciento más de lo que Macri calculaba que le costaría sostener los subsidios en 2013.

 

Aníbal Ibarra, legislador de Diálogo por Buenos Aires, señaló que “la Ciudad perdió una gran oportunidad para mejorar el servicio de subtes, hoy tiene más recursos que nunca por lo que resulta incomprensible que Macri no sea capaz de gestionarlos para mejorar la calidad de vida de los porteños”.

 

Roberto Pianelli recordó que “Aníbal Ibarra, en el peor momento de la Argentina después de 50 años, había construido una línea nueva, la H -que inaugura Macri-  Ese era un proyecto real de subte. ¿Cuáles son las necesidades de la Ciudad? Que tenga que hacer un subte que tenga 200 o 250 kilómetros de subte. Madrid tiene la misma cantidad de habitantes que Buenos Aires y tiene 250 kilómetros de subte, pero a diferencia de la Ciudad de Buenos Aires, Madrid no tiene un conurbano con el que ingresan sistemáticamente todos los días millones de personas, Buenos Aires sí. Buenos Aires en ese sentido es más parecido -con las diferencias de las dimensiones- a una ciudad como Manhattan donde ingresan todos los días millones de personas que van a trabajar. Entonces, necesita un sistema de transporte integrado, un sistema de transporte profundamente entrelazado con el conurbano bonaerense para poder ingresar”.

 

Para el titular de los metrodelegados, término acuñado por la prensa para hacer referencia a los trabajadores del subte que en forma mayoritaria se escindió del sindicato que los contenía (UTA) para conformar la AGTSyP (Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y del Premetro), “Macri iba por buen camino cuando hizo su campaña electoral, lo que pasa es que después la abandonó. Asume, inaugura la línea H, inaugura un par de estaciones más como Puán y Carabobo     -que ya estaban terminadas-, se encarga de inaugurar las estaciones de la línea A”.

 

“Después en su gestión, en 5 años, solamente hizo dos estaciones que ya estaban en construcción, Parque Patricios y Corrientes. No llega a un kilómetro. De 10 kilómetros en un año pasamos a 1 kilómetro en 5 años. Hoy ya están terminadas dos estaciones de la línea B, Juan Manuel de Rosas y Triunvirato, -dos estaciones que ya estaban avanzadas cuando asumió Macri- y las otras 2 de la línea A, que también estaban avanzadas pero podemos decir que las terminó Macri pero que todavía no están inauguradas como Flores y Nazca. Y aparte hay 3 estaciones más en construcción que las está construyendo la Nación, la línea E que va a Retiro. De 45 kilómetros pasamos a 48, la mayoría de ellos (2.5 km. ya estaban construidos, lo único que hizo es inaugurarlos)”, acotó Pianelli.

 

El secretario de los trabajadores del subte aclaró que “ese es el proyecto de subterráneo, ¿qué va a hacer en los próximos 3 años porque en los últimos 5 años no hizo? La primera conclusión que sacaron es si ahora se ponen a hacer subtes, la cuestión es que si hacen los kilómetros de subtes no los van a poder inaugurar porque tienen que licitar las 3 líneas (F, G, I), que son líneas que hoy no están, hay que licitarlas y hay que hacerlas. Muy probablemente le podría pasar lo que le pasó a Ibarra, hacen la línea y no la inaugura. Ellos ya decidieron no hacer un kilómetro más, van a terminar la H en el mejor de los casos que de acá a 3 años pueden inaugurar estación a estación, pero las nuevas líneas no van a hacer”.

 

Se preguntó Pianelli qué iban a hacer desde la gestión Pro, “maquillar lo que hay, para maquillar lo que hay van a hacer cosas, comprar formaciones nuevas, algo que no hicieron en estos 5 años lo van a hacer en estos 3 años para tratar de decir algo hicimos. Empieza a haber un proyecto, un proyecto de maquillar lo que hay y no extender el subterráneo, y desarrollar el sistema de transporte tal cual se necesita”.

 

“La verdad es que cuando Macri termine su mandato nos vamos a encontrar con una Ciudad en la cual el sistema de transporte va a estar mucho más atrasado que como estaba antes, porque estamos en un momento de crecimiento, cada vez se compran más autos, se va contaminando cada vez más la superficie. En el mundo la tendencia es hacer más subterráneos porque es ecológico, es rápido, es seguro. En el mejor de los casos, en transportes terrestres, se trata que sean troles”, señaló el titular del sindicato AGTSyP, en obvia referencia al tan mentado proyecto de metrobuses que impulsa el macrismo, que en estos días el debate adquirió ribetes de polémica ante la construcción del metrobús sobre el trazado de la 9 de Julio, reconocida como la avenida más ancha del mundo, al menos para los habitantes de la capital.

 

“La decisión de transportes que tiene el ingeniero Macri es hacer carriles exclusivos porque no son metrobuses, son carriles exclusivos para colectivos

-para negocios privados, Plaza, Dota, que son un gran negocio con el dinero de los porteños-. No es un mejor transporte, en el mundo no se hace esto en el medio del microcentro, se hace en la periferia. Esto podría tener sentido donde finalizan los ramales de subtes, no en el medio del microcentro como es la avenida 9 de Julio, en Juan B. Justo donde no se puede hacer un subte y está el arroyo Maldonado abajo. Si estuvieran un trolebús o un tranvía sobre la Juan B. Justo hubiera sido mucho más eficiente, lo mismo en la zona sur que podrían hacer una línea de subte y no hay nada que impida hacer líneas de subte. De hecho, hay un trazado que se votó en 2002 -que hay que mejorar- que tendría que estar terminado si Macri hubiera cumplido con lo que había prometido, manifestó Pianelli.

 

GrupoPasteur.com pudo saber que “este año la Ciudad va a comprar trenes -no lo hizo en 5 años-, ya pasó por la Legislatura para comprar 140 vagones (Alstom, de Brasil) para la línea H -para la línea completa-, la línea está funcionando con 5 trenes Siemens de 70 años. Esa línea nunca la administró la Nación, siempre la administró la Ciudad. Vendrán en dos años aproximadamente, inclusive van a ampliar eso, van a comprar más Altstom en Brasil que los van a incorporar a la línea D para cambiar los Fiat por los Altstom; también, se van a comprar 100 vagones más a China para la línea A que van a llegar para fin de año, y ahí sí posiblemente se inauguren las estaciones Nazca y Flores”, manifestó Beto Pianelli.

 

Agregó, además, “salió en los diarios que van a ir a Nagoya (Japón) para comprar 30 vagones con 30 años de uso para la línea C, lo mismo que hicieron para la línea B, están comprando los Caf de España, con 35 años de uso, los sacaron de circulación, hace 5 que no funcionan y los están comprando a medio millón de dólares -que es muy caro-. Hay artículos en los diarios españoles diciendo menos mal que nos sacan la basura”.

 

Leer la segunda parte de la entrevista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.