La casa de Maradona en Villa Devoto abrió las puertas para disfrutar el pase de Argentina a la final

 

 

Los nuevos dueños del inmueble ubicado en Cantilo al 4500 permitieron el ingreso de cientos de personas para ver en pantalla gigante el cruce de Argentina ante Croacia.

 

La casa que perteneció a Diego Armando Maradona en el barrio de Villa Devoto abrió sus puertas este martes 13 el diciembre para que cientos de personas pudieran disfrutar dentro de ella de la semifinal del mundo entre Argentina y Croacia, donde la albiceleste se impuso tres a cero y logró su pase a la final, a disputarse el domingo 18.

El hecho fue resaltado por la propia Confederación Sudamericana de Fútbol: “La locura que se vivió en Argentina: los hinchas que vieron el partido en la casa de Devoto, donde vivió Diego Armando Maradona”.

Esto fue posible porque los nuevos dueños decidieron que el icónico inmueble esté abierto durante los partidos del mundial.

De hecho, en cada encuentro se instalan pantallas gigantes para transmitir los partidos. También se colocan banderas celestes y blancas y estuvo habilitada la pileta interna.

“Es un privilegio estar en este lugar tan emblemático, me siento honrado. Queremos que todos puedan conocer este templo”, dijo uno de los dueños del lugar.

«Venimos desde el primer partido y ya lo tomamos como una cábala futbolera», dijeron a Télam Martín y Tomás, dos jóvenes que se habían trasladado a Villa Devoto apenas finalizó el encuentro con Croacia.

En la puerta del inmueble miles de vecinos también se juntaron a seguir el partido y celebrar el triunfo de Argentina.

Entre los postes de la vereda se colocó un pasacalle con la leyenda: “y a Diego en el cielo lo podemos ver con don Diego y con la Tota alentándolo a Lionel”. Se trata del fragmento de una canción de cancha popularizada por los hinchas este mundial.

Esta casa fue adquirida por Diego Maradona cuando empezó a jugar en el Club Atlético Boca Juniors. La idea fue legársela a sus padres.

Tras el fallecimiento del 10 y la instancia de sucesión, el inmueble estuvo en venta e incluso se intentó subastar por una suma cercana al millón de dólares. Recién este año un grupo familiar adquirió la propiedad.

En diciembre de 2021 Adrián Mercado intentó subastar la propiedad, quedando vacante. No obstante, se remataron muchos de los objetos dentro de la misma, como camisetas, cuadros y hasta un juego de sapo que utilizaba Maradona.

En su momento –ante la falta de interesados- se especuló con la posible demolición del chalet para convertirlo en un edificio de departamentos, a tono con el boom inmobiliario que se vive en el barrio tras la reforma al Código Urbanístico.

Iniciativas como la de los partidos del mundial esperanzan a los maradonianos para que el inmueble perdure en pie, manteniendo el espíritu y legado del 10.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.