Código Urbanístico: vecinos de Devoto Unido se reunieron con el legislador Daniel del Sol

Es el presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano. Los ciudadanos impulsan cambios a la normativa vigente para reducir la construcción en altura.

 

Vecinos de la agrupación Devoto Unido se reunieron con Daniel del Sol, legislador porteño por el bloque oficialista Vamos Juntos y presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Recientemente este grupo ciudadano presentó un proyecto de Ley que sugiere cambios al Código Urbanístico Vigente para proteger un número de inmuebles representativos, limitar alturas y ampliar el Área de Protección Histórica N° 36 “Plaza Arenales y Estación Devoto”.

“Vecinos de la agrupación Devoto Unido se reunieron con el legislador Daniel del Sol, presidente de la Comisión de Planeamiento, Paloma González Lobo, directora de la Comisión y Demian Kot, asesor de la Comisión”, mencionaron en Devoto Unido.

“Se habló de la problemática del barrio y se les presentó formalmente el proyecto. Muchas Gracias por recibirnos”, sumaron.

Días atrás se habían reunido con la legisladora del Frente de Todos Claudia Neira, quien los asesoró en la elaboración del proyecto de Ley: “Nos reunimos con la Dra. Claudia Neira y su equipo para coordinar los avances para la aprobación del proyecto elaborado por el grupo Devoto Unido junto con la asistencia de su equipo y el Observatorio de la Ciudad. La Legisladora nos acompañará en este proceso para lograr la aprobación y así proteger al barrio”.

En concreto, esta agrupación Devoto Unido presentó un proyecto de Ley para reformar el Código Urbanístico porteño y limitar la construcción en este barrio de la Comuna 11: “Proponemos una serie de modificaciones a la normativa actual del polígono conformado por las avenidas Beiró, San Martín y General Paz, y en particular sobre el área conformada por el APH-36 actual (Área de Protección Histórica Plaza Arenales y Estación Devoto) y su área adyacente: redefinición del carácter del APH-36, ampliación y ajustes de los límites de su área de amortiguación, transición de escalas y morfología, con respecto a las avenidas comerciales, restricción de los englobamientos parcelarios, para preservar la escala barrial, restricción de usos, fomentando un pulmón interno o supermanzana de carácter residencial y perímetro de avenidas con mixtura de usos, redefinición del Área edificable sobre cota de parcela y en subsuelo, preservando los pulmones de manzana”.

“Mediante este conjunto de modificaciones propuestas, anhelamos poner freno a este proceso de destrucción de nuestro barrio, proteger el patrimonio aún vigente y recuperar nuestra calidad de vida. El motor fundamental de esta propuesta son los vecinos y vecinas del barrio, quienes hemos contado con el apoyo y colaboración de la diputada Claudia Neira, el Observatorio del Derecho a la Ciudad y de docentes y profesionales de la arquitectura y el urbanismo de la Ciudad de Buenos Aires”, precisaron.

Del mismo modo, sugieren proteger una serie de inmuebles ubicados en la APH 36 y alrededores. Entre ellos enumeraron: Vallejos 3817, 3742, 3771; Gabriela Mistral 3953; José Cubas 4026; Bahía Blanca 4541; Mercedes 4501; Habana 4299; Salvador María del Carril 4293.

Junto al proyecto se presentó una nota dirigida al vicepresidente primero de la Legislatura Emmanuel Ferrario (Vamos Juntos): “El presente proyecto de Ley surge a causa de los múltiples reclamos de vecinos y vecinas del Barrio de Villa Devoto, que organizados y representados por la agrupación “Devoto Unido” (IG: Basta de Destruir Devoto), solicitamos readecuar en uno de los sectores más representativos de nuestro barrio, el polígono comprendido por las Avenidas San Martín, General Paz y Francisco Beiró, diversos aspectos de la normativa urbanística vigente que ponen en riesgo tanto las características identitarias de nuestro lugar de pertenencia, como la calidad de vida de todos los habitantes”.

“Es preciso señalar que, a pesar de las diversas instancias de participación y diálogo que hemos promovido en nuestra Comuna con objeto de abordar esta compleja problemática ambiental, social y económica de impacto colectivo, no hemos logrado sentirnos escuchados por las autoridades oficiales, en nuestro reclamo genuino por conservar la calidad de vida y frenar el enorme deterioro que se le está causando al barrio en que vivimos”, suman.

“Por estos motivos y en ejercicio pleno de nuestros derechos ciudadanos, hemos decidido propiciar un proyecto de ley que pretende recuperar y ampliar los criterios normativos precedentes al Código Urbanístico – Ley N°6099- y cuya elaboración ha contado con el apoyo y colaboración de la diputada Claudia Neira, el Observatorio del Derecho a la Ciudad y de docentes y profesionales de la arquitectura y el urbanismo de la Ciudad de Buenos Aires, que desde hace décadas abrazan un fuerte compromiso con el barrio y la ciudad”, explican.

“Al momento de esta presentación, es elevado el número de firmas que avalan el impulso de esta iniciativa, al tiempo que tramita una presentación de una causa judicial: “Asociación Civil Observatorio del Derecho a la Ciudad y otros contra GCBA Sobre amparo – ambiental” (Expediente N° 355939-2022/0), radicada en el fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Por los motivos expuestos, solicitamos el respaldo del cuerpo legislativo y el tratamiento y aprobación de este proyecto de ley”, concluyeron.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.