Mujeres que iluminan…

El día 15 de marzo por la tarde se realizó la celebración por el mes de la mujer organizado por la Comuna 11. El mismo tuvo lugar en el club Racing, en la sede Villa del Parque.

Como años anteriores, desde la Comuna, se seleccionan mujeres que consideran tienen valores distintivos y se las invita a contar su historia en el acto. En esta oportunidad las homenajeadas fueron: Mariela Delgado (ciclista paralímpica), Amalia del Carmen Zarlenga (Asociación Madres Guiando a la Vida, lucha contra las adicciones), Haydeé Breslav (Periodista) y Silvana Corso (está premiada entre las 50 mejores docentes del mundo).

“Hoy queremos festejar como todos los años el día de la mujer, acompañando a partir de nuestra gestión la lucha permanente de todas las mujeres, sobre todo cuando nos encontramos con violencia de género, exigiendo que a igual trabajo haya igual remuneración, sobretodo sabiendo que las mujeres tienen un trabajo adicional que es la crianza de los niños. Acompañamos la lucha y queremos festejarlas. En este ámbito todas las mujeres pertenecen a distintas organizaciones. Además de trabajar, cuidar la casa y los chicos, están comprometidas con un trabajo social. Por eso les agradezco y queremos homenajearlas“ dijo Carlos Guzzini, presidente de la Junta Comunal.

El periodista Francisco Grillo fue el encargado de entrevistar a las homenajeadas.

Haydée Breslav, periodista de distintos medios locales entre ellos La Rayuela, se refirió  sobre su condición de mujer dentro del medio periodístico, admitiendo haber sufrido discriminación en el diario La Prensa por ser mujer y por ser joven.
“Lo mío no es contestar preguntas sino hacerlas, lo mío no es hablar sino escribir”, pero enfatizó, “Lo que noto es que los medios barriales son a menudo ninguneados por la gran prensa y por los periodistas de la misma que nos maltratan inclusive a la hora de escribir entrevistas”.
Agradeció al presidente de la comuna reconociéndole la capacidad del dialogo entre los que piensan igual y sobre todo entre los que piensan distinto. Señalo “si el dialogo se hace con respeto y altura nos enriquece a todos”

Amalia del Carmen Zarlenga, arrojo seguramente el testimonio más conmovedor y a su vez resignificó el valor de ser mujer y de madre al referirse a su historia de lucha contra las adicciones, la prevención y el tratamiento de las mismas. “A raíz de la adicción de mi hijo. Un día me desperté y la droga había entrado a mi casa. Fue muy difícil. Primero lloré, pataleé y después me calmé y busqué la manera de ayudar, busqué la manera de salvar a mi hijo de la droga. Concepto erróneo porque yo no puedo salvar a nadie de la droga. Solamente la persona que quiere salir lo tiene que hacer solo. Nadie puede salir de donde no quiere. Después de llorar y victimizarme, pude aceptar que la droga estaba en mi casa y que tenía que luchar contra eso y la mejor manera era conocer de que se trataba. Ahí es cuando fui a grupos de autoayuda y entendí que la drogadicción es una enfermedad y que solamente la persona que la padece es capaz de salir de ese lugar”.
Amalia con los ojos llenos de lagrimas y con su voz entrecortada por la emoción dijo  “Como madre entiendo la drogadicción como un agujero negro que se traga a mi hijo y como madre tengo que entrar en ese agujero para sacarlo. Es muy difícil porque de a poco la drogadicción va enganchando a toda la familia, después todos están anulados y en segundo plano y el adicto es el primer plano, y ahí todo gira alrededor de él. Ahí es cuando tenemos que entender que todas las personas que vivimos con el adicto padecemos esta enfermedad llamada coadicción. A partir de ahí comencé a trabajar, colaborar con las comunidades terapéuticas y ayudando a las personas que quieren internarse y cambiar de vida. Gracias a dios hoy mi hijo está muy bien, está trabajando, está fortaleciéndose día a día y yo también soy una coadicta en recuperación. Cada día es un día nuevo, solo por hoy puedo decir que estamos bien”.

También se entregaron distinciones a las mujeres que participan activamente en la Comuna desde distintas áreas, para defender los derechos del género femenino aportar su grano de arena para hacer una sociedad más equitativa y mejor.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.