Con mas permisos en la Ciudad, comenzó una nueva fase de la cuarentena

jefe de gobierno porteño

Desde el 21 de septiembre en Buenos Aires se comenzó una nueva fase de la cuarentena, mientras que la Capital Federal tendrá además nuevas actividades permitidas como las obras en construcción y el permiso para el uso de patios internos y terrazas de bares y restaurantes.

En la Ciudad, para aquellas obras de construcción mayores a 5.000 metros cuadrados o a las que les falten menos de 90 días para terminar, se podrá pedir permiso para construir de lunes a viernes de 10 a 19 hs. Esto se realizará solo si cumplen con los protocolos que exigen turnos rotativos de trabajo, la distancia de 1,5 metros entre los trabajadores que deberán utilizar tapabocas en todo momento y no podrán usar el transporte público para su movilidad. El Jefe de Gobierno extendió los espacios en locales gastronómicos con la habilitación de sumar terrazas y patios internos descubiertos para fortalecer uno de los sectores que mas sufrió la pandemia. Larreta señaló «Hay cansancio por no poder reunirnos con nuestros seres queridos. Y es mucho más seguro hacerlo en espacios públicos que en las casas. Vamos a seguir gestionando que aquellos locales gastronómicos que no tenían permiso para tener mesas al aire libre puedan obtenerlo para poder reabrir».

Además, se permitirán celebraciones litúrgicas con hasta 20 personas, tal como precisó el Gobierno porteño en un comunicado en el que sugieren “mantener abierto el lugar de culto en días y horarios específicos para el rezo individual y la atención espiritual, además de los específicos de la celebración litúrgica».

También se permitirán las celebraciones de culto para aquellos centros religiosos que cuenten con ventanas que permitan la circulación de aire, que deberán

jefe de gobierno porteño
Apertura de nuevos espacios

permanecer abiertas durante la celebración. Allí podrán permanecer el ministro, una persona de limpieza y una persona en la entrada para controlar la cantidad de fieles, tanto en las celebraciones como en el rezo individual.

Con protocolos también se habilitará la apertura de centros de rehabilitación y la atención médica no urgente en consultorios. En ambos casos se evitará el uso de la sala de espera mediante la organización de turnos con tiempos amplios entre ellos.

Finalmente, para facilitar la realización de trámites que no puedan efectuarse virtualmente, como la tramitación o expedición de títulos más de 50 universidades que tienen sede en la Ciudad podrán abrir sus puertas. Para poder asistir se deberá sacar un turno previo, respetar la distancia de al menos 1,5 metros, y será obligatorio el uso de tapabocas en todo momento, tanto para el personal de la institución como para las personas que ingresen. Las universidades también deberán poner a disposición del público alcohol en gel o sanitizante tanto en los accesos a las instituciones como a las oficinas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.