“No hay ninguna decisión que tomar, porque no tenemos decisión en nada”

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa Rayuela entrevistó a Paula Resels, integrante de la Junta Comunal y responsable del área de Desarrollo Social. Representa en la Comuna 11 al Proyecto Sur.

 

¿Qué avances lograste en el área que te compete?

 

R:  Con respecto al traspaso de atribuciones, transferencias, materiales presupuesto y demás, no se pudo avanzar en nada. Y este año, según lo que dijo Maquiavelli (Secretario de Atención Ciudadana)  en la Legislatura y el presupuesto que presentó, es lo mismo. No se baja nada de presupuesto para las comunas, y para el 2013 tenemos la misma perspectiva. Además el presupuesto proyectado está subejecutado. Todas las comunas sufren las misma situación.

 

¿Y la junta tiene su  propio espacio físico?

 

R: El espacio fisico que tenemos  está ubicado  en el primer piso del Registro Civil  de Ricardo Gutiérrez, que nos lo cede la UAC (Unidad de Atención Ciudadana). Cuando , en realidad, deberíamos trabajar en el Registro Civil ubicado en la Av. Beiró. Ante esta situación, nosotros no nos quedamos de brazos cruzados y empezamos a trabajar con las propuestas que surgen de la gente, escuchamos a los vecino, tenemos encuentros con ellos. Llevamos adelante propuestas  que no requieran ni presupuestos ni transferencias  de recursos, como el tema de la plantación de árboles, que sean para el bien común, recuperar el espacio público como un bien de todos, que no significa que no es de nadie. Debemos cuidarlo, mantenerlo. Esos recursos pertenecen al que vive en la Ciudad.

 

¿Cada cuánto se hacen reuniones de la Junta Comunal?

 

R: Cada una semana o quince días, depende si hay algo en el medio o no. Tampoco hay grandes cosas para discutir, porque no contamos con las herramientas necesarias. No hay ninguna decisión que tomar, porque no tenemos decisión en nada, Por ejemplo, Maquiavelli anunció que se va hacer el traspaso de metros cuadrados de veredas, o sea tenemos un cupo de   veredas en las cuales yo puedo decidir cuáles utilizar, sin ningún plan, sin analizar por qué se rompen, si es debido a las raíces de los árboles o al frentista. No tenemos poder de control.

 

¿Cuál es el reclamo más reiterado del vecino?

 

R: Normalmente es el tema de bacheo , árboles, éstos son los reclamos más cotidianos. Pero después tenés vecinos más concientizados, que  plantean el tema del cumplimiento de la Ley de Comunas y los mecanismos de funcionamiento en  la región. Pero éstos son los menos, porque la mayoría no están informados. El vecino debería formar parte de la toma de decisiones.  Pero esto no lo quiere ni Macri ni el Frente para la  Victoria, porque no les conviene.  Decisión implica informarse, implica saber y conocer porque vas a recibir información, es poder para influir sobre determinadas cosas.

 

¿Qué opinión te merece cerrar los espacios públicos?

 

R: Estoy totalmente en contra, y lo hablè con muchos vecinos. En primer lugar, porque el espacio público es de todos. Los enrejamientos les dan la potestad a un vecino  para abrir y cerrar ese espacio. Además que la reja no soluciona nada, porque no enseña, no me va a decir qué tengo que hacer. Lo que se necesita es que haya  guardianes de plaza, que tienen una función educadora, de control de lo que pasa en el lugar, con contacto directo al patrullero .Enrejar las plazas no soluciona el problema de la indigencia, lo único que haces es correr de lugar a esa gente, perjudicando a otro vecino, y nos seguimos dividiendo y separando. Hoy a la plaza no se va, a la plaza se entra. Se cambia la ciudad de un día para otro, corriendo detrás del negocio. Enrejar las plazas es un negocio para algunas empresas. Hay vecinos que tienen más contactos que otros, se reúnen con el ministro Santilli, y creen representar a todos los vecinos, pero no son la mayoría.   Además, van a poner las rejas, como por ejemplo el caso de  la Plazoleta Roffo,  y en un par de meses las van a tener que sacar, porque allí se va a construir el túnel. Entonces, en los planes de la Ciudad, esa plaza desparece.

También estoy e n desacuerdo con el proyecto de bares en las plazas, que está muy avanzado y de hecho si uno lee el proyecto ya figuran las empresas que lo van a realizar. Esto destruye el patrimonio público, es un crimen de lesa humanidad.

 

¿ Es importante el Consejo Consultivo para la región?

 

R: Sí, el Consejo Consultivo es el nudo de la Comuna. Lo que la ley nos exige como Junta y que debemos llevar adelante, es a partir de lo que eleven las Comisiones, no sé bien como quedó al final el reglamento, pero sé que las Comisiones llevan sus conclusiones al pleno, éste lo aprueba o lo modifica y lo eleva a la Junta. Nosotros tenemos la obligación de tratarlo, por sí o por no. Ese sí o no, y la abstención deben estar justificados. Eso es lo que tenemos que ejecutar. Nosotros, para pedir atribuciones y presupuesto, necesitamos poder demostrar que tenemos que hacer algo, y lo que tenemos que hacer es cumplir con lo que sale del Consejo Consultivo, eso es una presión que vamos a llevar nosotros con el acompañamiento de los vecinos. Hasta ahora, lo que se elevaron fueron  propuestas para el presupuesto del 2013. Pero por todo el tema de la puesta en marcha y la reglamentación del Consejo Consultivo, no dieron los tiempos, porque un proyecto participativo de presupuesto , para tenerlo resuelto en diciembre, tiene que empezar en marzo porque son muchas instancias. Y más en una comuna que es muy grande, son cuatro barrios, y se supone que tiene que atravesar todos los sectores, las temáticas para poder elevar un presupuesto acorde de lo que surja en toda la comuna. Es un proceso largo, de muchas reuniones, idas y vueltas. Como no lo podíamos resolver este año, algunos fuimos a la comisión que nos corresponde, y hablando con los miembros resolvimos entre todos presentar el presupuesto. Y después tanto el Consejo Consultivo como nosotros, elevamos el presupuesto con una carta pidiendo que se cumpla con la ley y que sea de jurisdicción el tema de Comunas.

 

¿Cómo ves el tema de la construcción edilicia en nuestra Comuna?

 

R: Colaboramos mucho con Eva Rodriguez, perteneciente al equipo de verificadores de la ciudad y autora del proyecto de ley 2310/11 para que los verificadores pasen a las comunas, o sea, que desde la Junta Comunal se verifiquen y fiscalicen las obras. Además, Rodríguez es arquitecta y consejera del CPAU (Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo). Este proyecto se frena ya que no hay voluntad política, no quieren que prospere.  Nosotros apoyamos plenamente este proyecto .Que se hagan controles de obra, cuando el vecino no se  sienta seguro al momento en que  se realiza una construcción.  También pueden llegar denuncias de locales comerciales, y de  de lugares tomados para usos clandestinos que pueden llegar a ser públicos, así como también denunciar una situación de riesgo  por algún balcón. Lo lógico sería que el vecino se acerque a la Junta Comunal, y así nosotros podemos contratar un profesional. Las comunas deben tener su cuerpo de inspectores, y van a poder ser controlados por la gente. Creo que hay otras formas de hacer política.  Debe haber transparencia en la gestión pública.

Con respecto al patrimonio histórico, arquitectónico de la ciudad de Buenos Aires, el CAAP (Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales) es el que pone pulgar para arriba o para abajo y deciden si una construcción determinada   es o no patrimonio histórico. Todo lo deciden según el valor económico de esa construcción.

 

¿Cuál  es tu opinión respecto a la construcción de túneles?

 

R: A mi no me molesta la construcción del túnel en sí, sino que me desagrada pensar el tránsito sólo desde la visión del auto, y no en todo lo que pasa alrededor de la calle. Debemos pensar en la gente que vive allí. El diseño urbano está pensado en una ciudad para la foto, y no para la gente. Le sacan los cordones a las veredas, y la nuestra es una cultura de cordón, que para nosotros es un límite, ya que estamos educados así, y de esa forma educamos a nuestros hijos, que saben que pueden correr y jugar hasta llegar al cordón. Tampoco hay alguien que se haga cargo del lucro cesante de los comerciantes perjudicados por la construcción de túneles, es gente que está viviendo de eso. Ningún pliego de ninguna licitación habla del lucro cesante. Es una actitud totalmente asocial.

 

 

 

 

Felipe Barreiros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.