Promueven un homenaje de la Legislatura porteña por los 100 años del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo

Se propicia la colocación de una placa alusiva y una Declaración conmemorativa.

 

Legisladores porteños del bloque oficialista Vamos Juntos presentaron un proyecto de Resolución para rendir homenaje al «Instituto de Oncología Ángel H. Roffo» ubicado en el límite entre Agronomía, Villa Devoto y Villa del Parque, en el marco de su aniversario número 100.

Asimismo, además de la aprobación del homenaje se dispone la colocación de una placa alusiva en el establecimiento sanitario ubicado en la avenida San Martín 5481.

En el presente, el Instituto de Oncología depende de la Universidad de Buenos Aires y ocupa un predio de casi cuatro hectáreas con amplios espacios verdes y 13 pabellones, en el límite entre las Comunas 11 y 15.

La defensa del proyecto que lleva la firma de la legisladora Ana María Bou Pérez indica que “es un centro de alta complejidad y de derivación a nivel nacional, dedicado a la atención multidisciplinaria de pacientes oncológicos adultos”.

“Es requisito tener 16 años cumplidos y un diagnóstico oncológico confirmado. Atiende más de 60.000 consultas anuales. El Área Quirúrgica opera entre 180 y 200 pacientes mensuales y cuenta con 6 quirófanos. El Área Médica cuenta con un Hospital de Día para quimioterapia ambulatoria que realizan alrededor de 400 tratamientos mensuales. En el último semestre del año pasado (2021) se recibieron la suma de 36 mil consultas”, se destaca desde el aspecto técnico.

También el instituto cumple con la función de brindar docencia de grado y de postgrado. Asimismo, el Instituto cuenta con una Escuela de Enfermería.

Se suma que el Área de Investigación está formada por cuatro Departamentos (Biología Celular, Inmunobiología, Carcinogénesis Química y Ambiental, Bioterio y Cáncer Experimental) y una Unidad de Transferencia Génica.

Sobre los orígenes del centro de salud, el proyecto parlamentario evoca: “Ángel Honorio Roffo nació en Buenos Aires en diciembre de 1881 y falleció el 23 de julio de 1947, dedicó su vida al estudio y tratamiento del cáncer. Fue uno de los primeros científicos en demostrar el vínculo entre los alquitranes del tabaco y la producción de tumores”.

“En 1912, Daniel Juan Cranwell presentó ante la Academia Nacional de Medicina de la Argentina el trabajo de Roffo titulado Cáncer experimental, en el que se resumían experiencias realizadas en animales de laboratorio. La divulgación de este trabajo influyó para la creación de un instituto experimental para el estudio y tratamiento del cáncer, lo que sucedería en 1922 con la creación del Instituto de Medicina Experimental (hoy Instituto de Oncología Ángel Roffo), dirigido por Roffo. El científico argentino se había convertido en el mayor especialista en el estudio y tratamiento de enfermedades oncológicas de Latinoamérica”, se añade.

“El Instituto de Medicina Experimental inauguro su primer pabellón el 19 de abril de 1922 que disponía de salas de internación para hombres y mujeres, un quirófano con dependencias para esterilización del material, laboratorio, sala de rayos X, consultorios y oficinas para la administración y Dirección, constituyéndose en el primer establecimiento oncológico de América”, se describe sobre los pasos fundacionales.

Más adelante, con el apoyo de la Facultad de Medicina, de quien pasó a depender el Instituto, y el aporte de donaciones privadas y de recursos votados por el Congreso de la Nación, “se inició la edificación de nuevos pabellones, cada vez más necesarios ante el incremento incesante de consultas”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.