Marcha por el Día de la Tierra: “El desafío es lograr ampliar el consenso”

Con una enorme y diversa movilización, agrupaciones ambientalistas le exigieron al Gobierno nacional más políticas públicas como la Ley de Humedales. “Solo pueden lograrse de manera colectiva, aunando fuerzas”, dijeron en Climate Save Argentina a este medio.

Se marcha un día, pero se lucha todo el año. Con ese espíritu, diversas entidades ecologistas, políticas y de la economía popular se movilizaron la semana pasada  por el  –Día de la Tierra- al atardecer desde la Plaza de Mayo hacia el Congreso de la Nación para exigirle al Gobierno nacional más políticas públicas en defensa del ambiente.

Celebrado desde fines de los años sesenta, el Día Internacional de la Madre Tierra sirve como un momento de reflexión y toma de conciencia. Con amenazas latentes como el Cambio o Crisis Climática, la jornada se torna más dramática y urgente.

Así lo sienten las agrupaciones ambientalistas, por eso el tono de sus reclamos. Es el caso de Climate Save Argentina (parte de la organización internacional Save Movement, presente en más de 60 países), que pidió, entre otras cosas, la sanción de una Ley nacional de Humedales «que establezca los presupuestos mínimos para su conservación, protección y uso sustentable”.

También solicitaron un plan integral para “la transición energética justa teniendo en cuenta las condiciones sociales, económicas y ambientales de Argentina”. En tercer lugar, priorizaron un Fomento de la Agroecología para la soberanía alimentaria: “La agroecología fomenta el comercio justo, que acorta la cadena de comercialización, mejorando los ingresos de productores y bajando los precios para los consumidores”.

“Nos moviliza el deseo de habitar un planeta justo con todos los animales (humanos y no humanos), con ecosistemas sanos y oportunidades para todes”, enfatizaron al respecto y sumaron: “Porque la salida a la crisis climática y ecológica es colectiva, solidaria, con agroecología, seguridad y soberanía alimentaria y libre de toda opresión”.

En diálogo con este medio, Martín Vainstein, politólogo y co-coordinador nacional de Climate Save Argentina, hizo un balance positivo de la movilización y lo que se buscó mostrar.

Del mismo modo, destacó el diálogo entre las entidades organizadoras de la movilización: “Todas las movilizaciones las construimos entre distintos espacios, cada uno con sus visiones y reclamos propios. Siempre intentamos y buscamos llegar a un consenso lo más amplio posible en lo que a reclamos y demandas respecta”.

Sobre los desafíos en el corto plazo para seguir exigiendo la Ley de Humedales y demás políticas públicas, analizó: “Lograr ampliar el consenso y poder llegar, incluir y trabajar junto con más espacios y organizaciones. Tanto la Ley de Humedales, como la transición energética justa y la soberanía alimentaria basada en plantas solo pueden lograrse de manera colectiva, aunando fuerzas”.

En cuanto al panorama político actual y del pasado reciente, Martín indica que hay muchas continuidades, lo cual es un aspecto negativo para el ambiente: “Desde los 90′ hay una continuidad en las gestiones: todas mantienen la misma matriz extractivista, con políticas ambientales guiadas por el beneficio económico”.

“Tanto la gestión anterior, como esta, avanzaron en la jerarquización de la burocracia estatal abocada a temas ambientales, pero aún estamos lejos de ver los cambios que necesitamos a la velocidad que lo requieren”, alertó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.