A partir de hoy se le quitara la licencia de conducir a quienes den positivo el test de alcoholemia

quitaran la licencia de conducir

El control de alcoholemia es un examen que mide la concentración de alcohol en sangre de una persona, por la policía de tránsito de la Ciudad.

La ley fue aprobada en diciembre de 2021, con 52 votos a favor, y los conductores que den positivo en el test, perderán la licencia según la cantidad de alcohol en sangre. La norma prescribe penas entre 2 meses y 2 años, según el dosaje, y se deberán abonar multas que van desde los $7.950 a los $106.000.

El proyecto de convivencia vial busca reforzar la política de seguridad vial y entre sus puntos principales, establece la inhabilitación para conducir de aquellos conductores que den positivo en un control de alcoholemia. En la Ciudad de Buenos Aires el límite máximo tolerado de alcohol en sangre es de 0,5 gr/l para vehículos particulares, 0,2 gr/l para motociclistas y 0,0 gr/l para principiantes y conductores profesionales y según las estadísticas del Gobierno porteño, uno de cada cinco siniestros fatales está relacionados con el consumo de alcohol.

Hasta ahora, al infractor se le labraba un acta de contravención y se retenía la licencia del conductor (se otorgaba una licencia provisoria por 3 días corridos) y se remitía el vehículo a una playa de acarreo (no estaba permitido ceder el volante). El contraventor debía presentarse en la Fiscalía dentro de los siguientes 5 días hábiles para regularizar su situación. Una vez que la persona se presentaba, tenía dos opciones, que quedaban a discreción del fiscal: 1) realizar una probation, que puede derivar en tareas comunitarias o una donación, entre otras; o 2) el fiscal formula un requerimiento de elevación a juicio.

Norma Actual

Desde el 1 de febrero, quien supere el máximo establecido de alcohol en sangre será inhabilitado por un mínimo de dos meses, dependiendo del dosaje arrojado:

– Entre 0,5 y 1 gr/l: Inhabilitación de la licencia de 2 a 4 meses / Infracción de 150 ($7.950) 1000 UF ($53.000).

– Desde 1 gr/l en adelante: Inhabilitación de la licencia de 4 meses a 2 años. El caso no podrá ser dejado en suspenso / Infracción de 300 ($15.900) a 2000 UF ($106.000) o 1 a 10 días de arresto.

– Se mantiene el acarreo de vehículo y se otorga un acta provisoria por 3 días corridos (para que el conductor pueda ir a buscar su auto a la playa).

– Solo en la primera falta/contravención, si el conductor inhabilitado aprueba un curso de educación vial, el plazo de inhabilitación podría reducirse a la mitad.

– No importa en qué jurisdicción el conductor tramitó la licencia de conducir. Si comete la falta en territorio porteño, igual se someterá a las nuevas penalidades.

Lucila Capelli, subsecretaria de Planificación de la Movilidad de la Ciudad, afirmó: “Si tomás, no tenés que manejar. Podés usar el transporte público o pedirle a otra persona que maneje, las opciones son muchas. El alcohol al volante es una falta lo suficientemente grave por sus consecuencias: una de cada cinco personas que pierden la vida en un siniestro vial en la Ciudad es por causa del alcohol. Cada muerte en la calle, cada víctima del tránsito es inaceptable y esta medida es para cuidarnos y mejorar la convivencia, en calles más seguras para compartir entre todos”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.