Reabre el shopping de Villa del Parque

Reinauguracion

Luego del cierre de 2019, que causó impacto en el barrio, el centro comercial situado en Cuenca y las vías, volverá a abrir en este invierno. Tendrá algunos cambios respecto al estilo que lo acompañó en la etapa anterior, adaptándose a nuevas demandas actuales.

En el corto plazo, Villa del Parque volverá a tener su shopping. Luego del triste cierre de 2019, que causó desazón en el sector comercial del barrio por la pérdida de un emblema de las últimas décadas, el lugar volvió a ser alquilado y se prevé que antes que llegue la primavera vuelva a recibir clientes. Para antes de fin de julio, estarían terminadas las obras de refacción, y luego comenzarían a alquilar los locales. El lugar tomaría el nombre de “Punto Del Parque”.

El espacio tiene 9000 metros cuadrados y tres niveles, junto a un estacionamiento. Vio su cierre a mediados de 2019, luego de la sostenida caída del consumo desatada con las devaluaciones del tramo final del gobierno de Mauricio Macri.

En exclusiva, la presidenta de la Unión de Comerciantes y Profesionales de Villa del Parque, Elizabeth Piacentini, adelantó detalles del nuevo ciclo para el centro comercial. “Nos reunimos con la inmobiliaria que lo está comercializando (NdlR: Matrix Propiedades) y lo recorrimos. Ellos lo están modificando, poniendo en valor, sacando la estructura de los techos, y modificándolo de sobremanera”, contó.

Al respecto, la dirigente comercial se refirió a algunos de los rumores que se escucharon en Villa del Parque sobre la reapertura del shopping. Uno tenía que ver con que se convertiría en una “saladita”, como se conoce a las ferias informales con distintos puestos que hay en algunos barrios copiados del modelo de “La Salada”, en Lomas de Zamora.

“Fuimos a preguntar directamente eso, y nos aclararon que no va a ser una “saladita”. Van a reacondicionar los locales y hacerlos más modernos. Los grandes locales, que había muchos, los van a dividir para que se pueda alquilar más fácil y llegarán a 80. Se mejorará el patio de comida, sumando livings, y por el momento no prevén que haya cine. Sí, se sumaría un teatro, una propuesta interesantísima”, expresó Elizabeth.

Dos de las grandes novedades con las que contará el shopping están vinculadas a tendencias actuales. Una son las oficinas para el “coworking”, que permite que empresas pequeñas se instalen temporalmente allí. “Es algo que sumará muchísimo, y va a servir. Hay mucha gente que seguirá haciendo trabajo en su casa y tal vez quiera o deba salir momentáneamente porque no tiene el espacio para hacerlo. No se movilizaría a una oficina al centro pero sí a algo de cercanía”, explicó.

El otro avance tiene que ver con la puesta en valor de la terraza. “Es muy linda, da a las vías, será interesantísimo revitalizarla para tentar a la gastronomía”, señaló. En el último tiempo, los bares y cervecerías en terrazas se hicieron cada vez más presentes, y ya sucede en otros centros comerciales porteños.

Como representante del comercio de Villa del Parque, Piacentini no tiene en la órbita de la Unión de Comerciantes y Profesionales de Villa del Parque al shopping. Sin embargo, está lejos de verlo como una competencia para su rubro. “Al barrio lo afectó el cierre del shopping. Ayuda a traer clientes a la zona, hace que las calles sean más seguras por el movimiento, da muchos lugares de estacionamiento, todas cosas positivas. Sin dudas su vuelta va a potenciar a nuestros asociados”, argumentó.

Respecto a la dinámica que tendrá el nuevo shopping, el diario BAE adelantó que los nuevos propietarios pertenecen a la cadena “Punto” y se hicieron cargo en marzo del lugar. Si bien no hay mayores detalles, el valor de los alquileres diferiría mucho del que tradicionalmente tienen los shoppings, ya que no sería muy distinto al de los locales situados en la calle Cuenca.

Así, el valor promediaría los 130 mil pesos mensuales. Además del precio, también sería distinta la relación de las marcas con los administradores del shopping, ya que no habría cobro de comisiones, sino pago de alquiler y expensas. La intención, aseguran, es no apuntar hacia marcas de lujo sino a otras reconocidas con precios “comprables”, y de variados rubros, sin que sea preponderante el sector de indumentaria.

Por Mateo Lazcano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.