Donar sangre en tiempos de Covid-19

A pesar de que hoy la donación de sangre está dentro de las actividades permitidas y que los donantes cuentan con un permiso especial para poder circular, esta se redujo al 80% generando grandes problemas en hospitales, clínicas y sanatorios. La gente está asustada y esto genera que tengan miedo de apersonarse en nosocomios para realizar actos tan dignos como la donación de sangre.

Es por esto que el Ministerio de Salud modificó el esquema habitual para la donación voluntaria de sangre con el objetivo de facilitar la concurrencia de los donantes y evitar la concentración de personas. Para ello, instaló postas fijas de donación fuera de los hospitales, ubicadas en distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires, y desactivó la atención en varios de los hospitales. Además, activó un sistema para programar turnos mediante la plataforma DonARG.

Ahora, los bancos de sangre están en escuelas cedidas por el Ministerio de Educación porteño, con un horario de atención es de lunes a viernes de 8 a 12, con turno previo y una constancia personalizada para que el donante pueda circular en la vía pública.

Algo muy importante para aclarar es que si en el trascurso del mes, luego de haber realizado la donación, el donante o alguna de las personas con las que convive presenta algún síntoma o son diagnosticados como caso confirmado o sospechoso de Coronavirus COVID-19, deberá informar por teléfono o correo electrónico al lugar en donde realizó la donación.

En ese sentido, Federico Coló -director médico del Instituto Alexander Fleming (MN 47.917) explicó a Infobae que “Por mes, hacíamos unas 800 transfusiones de sangre, y en nuestra especialidad son fundamentales porque -no solo tenemos a pacientes oncológicos que necesitan operarse- también tenemos a pacientes inmunosuprimidos, vulnerables ante la enfermedad y que están recibiendo tratamiento quimioterápico. El mayor consumidor de las transfusiones se da en las internaciones, en las unidades de terapia intensiva y en las unidades intensivas quirúrgicas, donde van los pacientes de las cirugías complejas oncológicas y las de trasplantes de médula ósea. Estamos tratando de reducir al mínimo la atención de los pacientes y, a pesar de todo, no logramos cubrir las necesidades básicas institucionales, porque la gente no viene a donar sangre. Nosotros necesitamos de estas transfusiones”.

Además, hay que resaltar que ayer se conmemoró el Día del Cáncer de la Sangre en el que la Asociación ALMA remarcó la necesidad de que la pandemia de COVID-19 no invisibilice la situación de los pacientes con leucemias y otras enfermedades de la sangre. Desde la organización, manifestaron su preocupación ante el relevamiento de ADRECRA-CEDIM, difundido días atrás, que mostró un descenso del 16% en la realización de quimioterapias. Además, insistieron en la importancia de la adherencia al tratamiento de quienes toman comprimidos y aconsejaron hablar con su médico sobre cuándo realizarse controles y acudir a la consulta.

“Muchos pacientes con leucemia siguen sin tener claridad sobre si acudir a realizarse chequeos, si las salas de espera de los consultorios son seguras o se plantean si conviene interrumpir su medicación. A todos ellos les pedimos que no tomen ninguna determinación sin consultar con su médico. Nuestra enfermedad impacta en el sistema inmunológico, por lo que tenemos que cuidarnos”, sostuvo Fernando Piotrowski, paciente con leucemia y director ejecutivo de la asociación.

¿Quiénes pueden donar sangre?

Personas entre 16 y 65 años que gocen de buena salud y pesen más de 50 kilos.

¿Quiénes no pueden donar sangre?

Aunque estés sin síntomas, hasta después de un mes del regreso de regiones con circulación activa del virus (consúltanos) o si tuviste contacto estrecho con quien haya viajado por esos países.

Si pasó menos de un mes desde el último contacto estrecho con una persona con sospecha de infección por el virus o que tuvo un diagnóstico clínico y/o de laboratorio de infección por el COVID-19.

Si pasaron menos de tres meses desde que te recuperaste completamente, si es que fuiste un caso sospechoso o con diagnostico confirmado clínico y/o de laboratorio.

Se debe llevar un documento que acredite su identidad, NO estar en ayunas, y por este momento, aconsejamos llevar tu birome propia para evitar compartir elementos.

Extracción

La extracción dura entre 7 y 10 minutos.

Se realiza en un ambiente seguro y con material descartable.

Se extrae sólo una unidad de sangre (alrededor de 450 ml) y pequeñas muestras para posteriores análisis.

 

URL: http://www.larayuelaweb.com.ar/?p=2834

Escrito por en may 30 2020. Archivado bajo Destacados, Salud, Sociedad. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

120x600 ad code [Inner pages]
VISITAS