La Ciudad de Buenos Aires a la cabeza del país en el ranking de sustentabilidad elaborado por la ONU

Un informe realizado por Naciones Unidas destaca a la Ciudad por la elevada calificación de sus profesionales, por su inclusión social y su baja emisión de gases contaminantes, entre otras fortalezas.

La Ciudad de Buenos Aires encabeza el ranking de sustentabilidad, según el Índice de Desarrollo Provincial (IDSP) desarrollado por Naciones Unidas.

El estudio indica que el distrito se destaca en todas las dimensiones, a una distancia considerable de las demás provincias. Su IDSP (0,792) es un 34% más alto que el correspondiente a la jurisdicción situada en el segundo puesto (Chubut, con 0,595), y está un 40% por encima del índice promedio (que es 0,570).

El lugar que ocupa Buenos Aires en el ranking de la ONU se basa en los siguientes parámetros:

Desarrollo económico: Esto se debe, según el informe, a que su ingreso per cápita y su porcentaje de fuerza de trabajo con alta educación y calificación son muy elevados.

Sostenibilidad ambiental: Si bien presenta los niveles más elevados de generación de residuos per cápita (que casi duplican la media nacional), ello se compensa con los más altos de disposición adecuada de residuos. De las 6.760 toneladas de residuos que se genera por día en la Ciudad, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público realiza tratamiento sobre 4.960 de ellas, lo cual representa el 73% de la basura, mientras que el 27% (1800 tn) restante es destinado a entierro sanitario; es decir, que logra reciclar más de la mitad de la basura que recoge.

Emisiones de gases: Las emisiones de gases de efecto invernadero per cápita son relativamente bajas, dado que provienen mayormente de la generación de energía. Las emisiones provenientes de la agricultura, la ganadería y los cambios en los usos del suelo son inexistentes en la ciudad, mientras que en el resto del país, en general, la magnitud de las emisiones debidas a algunas de estas causas es importante.

Inclusión social: Los niveles de pobreza son relativamente bajos, mientras que los educativos y de salud son altos. Es relativamente elevado el nivel de empleo y bajo el de informalidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.