La docente Silvana Corso obtuvo el premio Antonio Devoto en reconocimiento al mérito

La fría noche del lunes 22 de mayo se  fue templando con  la calidez del premio Antonio Devoto que otorga anualmente el Rotary de Villa Devoto, el evento se desarrolló en el salón del club Felix Marino.

El galardón este año fue para la docente Silvana Corso, fue entregado por Jorge Garcia Larumbe y por el presidente actual de Rotary Osvaldo Bilmezis. Corso es  profesora de historia, actualmente, se desempeña como profesora y Directora de la Escuela de Educación Media N2 “Rumania” del barrio Villa Real. Oriento su carrera docente al tema de la inclusión de las capacidades diferentes, con énfasis en los problemas severos. Especialista Superior Universitaria en Intervención Educativa ante Trastornos del Aprendizaje y en Estrategias de inclusión educativas y Practicas Inclusivas en Trastornos del Espectro Autista (FLACSO). Esta dedicación la llevó a tener el reconocimiento internacional dentro de los mejores 50 docentes a nivel mundial. El premio Antonio devoto, representa un gesto de apoyo del Rotary Villa Devoto a la labor abnegada y constante de las personalidades acreedoras al mismo, que ponen en práctica elevados principios en sus quehaceres específicos, ya sea en el ámbito de las artes, las ciencias o del servicio espiritual o material de la comunidad.

Desde el año 1988, se concede como una recompensa al esfuerzo personal o institucional y se adjudica por el Comité Rotario de Reconocimiento al Merito del club.

Este año, por resolución de la junta Directiva se propuso a la profesora Silvina Mabel Corso, Especialista Superior Universitaria en Intervención Educativa ante Trastornos del Aprendizaje y en Estrategias de inclusión educativas y Practicas Inclusivas en Trastornos del Espectro Autista (FLACSO).

El premio entregado a Silvana Mabel Corso será el número 40 que entrega el Club desde su Institución.

Corso visiblemnete emocionada señaló “Somos 150 docentes de todo el mundo que compartimos nuestras experiencias y vamos creciendo juntos y todos iban mostrando al regreso a sus países el reconocimientos que se les daba de distintas organizaciones y yo no mostraba nada porque a mí no me pasaba nada y de golpe me vienen a visitar a la escuela y no lo podía creer. Es lo primero que puedo mostrar en relación al reconocimiento a nivel país y en el Rotary del lugar en que nací”.  La flamante premiada conto sus orígenes “Yo soy de Devoto, mi familia. Hoy están presentes mis hermanos, nacimos todos en devoto. Mi abuelo viniendo de Italia y se instaló acá. Levanto ladrillo por ladrillo la casa donde me crié y me formé. Si estuviera vivo mi papá estaría muy orgulloso de que sea acá el primer reconocimiento. Personalmente quiero agradecer primero a mi marido por todo el apoyo que me dio y  mis hijos”   Finalizando expresó “que todos los chicos pueden aprender, ese es nuestro lema. En la medida de que todos los chicos sean visibilizados, sin importar su origen , su condición, en la medida que todos crecemos valorando las diferencias, podemos construir una Argentina diferente. Nosotros creemos que formamos ciudadanos comprometidos con el otro, con el otro diferente, no importa su condición.  En cada uno de nosotros hay un valor que enriquece la vida de todos. Eso es a lo que apunta Rumania y a lo que apuntan un montón de escuelas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.