Clase media: más del 50 % de los hogares

Más de la mitad de los hogares de la ciudad pertenecen a la clase media. Así lo expresa un estudio dado a conocer recientemente por la Dirección General de Estadística y Censos del gobierno local, titulado Condiciones de vida en la ciudad de Buenos Aires, en el cual se introduce una nueva estratificación de los hogares del distrito en términos de su capacidad de acceso al consumo de bienes y servicios.

Según se informó, el método empleado para esa estratificación consiste en “comparar el valor de canastas de bienes y servicios que satisfacen las necesidades básicas de los hogares con los ingresos que éstos poseen para adquirirlos en el mercado”.

Así, a partir del ingreso total de cada hogar, se han establecido las siguientes categorías de estratos:

En situación de indigencia: Conjunto de hogares cuyo ingreso total no alcanza para financiar la Canasta Básica Alimentaria (CBA – Línea de indigencia).

En situación de pobreza: Conjunto de hogares cuyo ingreso total no alcanza para financiar la Canasta Básica Total (CBT – Línea de pobreza). Este segmento incluye a los hogares en situación de indigencia.

No pobres vulnerables: Conjunto de hogares cuyo ingreso total  se ubica entre la CBT y la Canasta Total (CT).

Sector medio frágil: Conjunto de hogares cuyo ingreso total se ubica entre la CT y la CT multiplicada por 1,25.

Sector medio “clase media”: Conjunto de hogares cuyo ingreso total se ubica entre 1,25 el valor de la CT y la CT multiplicada por 4.

Sector acomodado: Conjunto de hogares o de personas cuyos ingresos son mayores a la CT multiplicada por 4.

En cuanto a las personas, se clasifican según el estrato al que corresponde el hogar.

De acuerdo con el Informe, el criterio de estratificación utilizado “recoge los antecedentes de la Dirección General de Estadística y Censos y permite, por un lado, identificar a los sectores más desprotegidos de la sociedad en términos de indigencia y pobreza y, por el otro, da cuenta de la heterogeneidad de los sectores no pobres de manera de facilitar un análisis más integral de la situación social de la Ciudad de Buenos Aires y su evolución en el tiempo”.

Sobre la base de ese criterio, se ha establecido que en el segundo semestre de este año el total de hogares indigentes significaba el 3,9 %; el de pobres, el 14,7 %; el de no pobres vulnerables, el 9,5 %; el de clase media frágil, el 9,9 %; el de clase media, el 53,5 %, y el de sectores acomodados, el 12,4 %.

En ese contexto, el Informe destaca en primer lugar “el peso significativo de la ‘clase media’ en la estructura social de la Ciudad de Buenos Aires, ya que representa más de la mitad de los hogares de los cuales forman parte la mitad de la población del distrito”.

Señala asimismo que, “con respecto a los estratos sociales más desprotegidos de la Ciudad, la indigencia alcanza apenas el 3,9% de los hogares y el 5% de las personas, mientras que la pobreza (incluye la indigencia) representa el 14,7% de los hogares y el 21,1% de la población”.

Advierte además que “entre la ‘clase media’ y los sectores pobres se ubican dos estratos sociales caracterizados por su condición de vulnerabilidad, los no pobres vulnerables y el sector medio frágil”, a los que se “define como vulnerables debido a que ante una eventual disminución del poder adquisitivo de los ingresos familiares (por ejemplo, por la suba de precios por encima de sus ingresos), o ante la pérdida del empleo o de ingreso de alguno de sus miembros, tienen una probabilidad alta de caer en el estrato inmediatamente inferior”.

Subraya finalmente que “los sectores acomodados de la Ciudad de Buenos Aires, aquellos que perciben ingresos de 4 veces y más el valor de la Canasta Total, representan el 12,4 % de los hogares y en ellos residen el 10% de las personas”.

Evolución de la estructura

El Informe muestra a continuación la evolución de esa estructura durante el primer semestre del año.

Así, durante el primer semestre, el porcentaje de hogares indigentes fue del 4,1 %, que disminuyó al 3,9 % en el segundo semestre.

Por el contrario, el porcentaje de hogares pobres, que representó el 12,3 % en el primer semestre, trepó en el segundo hasta el 14,7  %.

También creció la proporción de los no pobres vulnerables, que del 7,6 % registrado en el primer trimestre pasó al 9,9 % en el segundo.

En cuanto a la clase media frágil, del 9,7% del primer trimestre disminuyó en el segundo al 9,5 %.

También se redujo brevemente el porcentaje de hogares de clase media, que representó el 53,8 % en el primer trimestre y el 53,5 % en el segundo.

Por último, disminuyó significativamente la proporción de los sectores acomodados, que del 16,6 % del primer trimestre pasó al 12,4 % del segundo.

De estas cifras, el Informe colige que “el empeoramiento de la situación de varios sectores coincide con el trimestre más complicado en cuanto a los efectos sobre la macro del inevitable ordenamiento que requería la economía argentina a finales de 2015”.

Señala seguidamente que “la inflación del segundo trimestre de 2016 medida por el IPCBA fue del 15,5 %, casi 4 puntos más que la inflación observada en el primer trimestre”.

Finalmente, considera que “un menor registro inflacionario en los alimentos y bebidas no alcohólicas (8,8 % en el segundo trimestre de 2016) sumado a la decisión de los gobiernos nacional y de la ciudad de mantener y aún reforzar la ayuda social explica en principio que no se registra un incremento de la indigencia”.

Haydée Breslav (para La Rayuela  y  Tras Cartón)

URL: http://www.larayuelaweb.com.ar/?p=1540

Escrito por en dic 2 2016. Archivado bajo Destacados, Sociedad. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

120x600 ad code [Inner pages]
VISITAS