“Hay que generar instancias de participación en todos los barrios”

En el marco de la primeras PASO de la Ciudad de Buenos Aires, La Rayuela entrevisto a la Comunera Delfina Velázquez  del FPV, y precandidata por ese espacio a presidente de la Comuna para el periodo 2015-2019

¿Cómo fueron estos años como comunera?

La verdad es que fueron interesantes en el sentido de poder ser los pioneros en esta experiencia comunal.  En términos personales por la edad que asumí como comunera a los 21 años, como experiencia fue muy interesante, pero fueron difíciles también porque uno venia con una expectativa de resolver los problemas de la gente y que hubiera un camino con las puertas más abiertas para resolver algunos inconvenientes que con el tiempo nos fuimos dando cuenta que tal vez no había tanta voluntad de que eso suceda, y en ese sentido fue un poco duro avanzar.

¿Cómo fue la experiencia para vos de empezar  a los 21 años?

Yo cuando llego a la lista de comuneros lo hago a partir de una militancia política como parte de una organización en colectivo,  por lo tanto la experiencia que si tenía era la de la militancia, la de estar en la calle, ver que temas había por resolver. Pero también me fue difícil porque al ser joven y mujer uno tiene que pagar doble derecho de piso, pero a uno le sirve esas cosas para el futuro.

¿Con el resto como fue la convivencia? ¿Se podía trabajar?

Puedo rescatar que nunca dejamos de cumplir con nuestro reglamento interno de juntarnos por lo menos una vez al mes. Nunca dejamos de tener dialogo entre nosotros a pesar de las diferencias políticas que están claras y son muchas, obviamente hay diferencias que no saldamos y no vamos a saldar. A nivel personal yo no tengo ninguna fricción con nadie, si en el ámbito político.  A veces me da mucha bronca que se pongan palos en la rueda para resolver determinadas cuestiones y en ese sentido hay momentos de discusión en tono más alto pero tiene que ver con el ámbito político, después en el día a día rescato que pudimos seguir juntándonos y cumplir con esa responsabilidad.

¿En qué crees que te pusieron palos en la rueda?

Por ejemplo me ha pasado varias veces que yo he hecho reclamos de espacio público y se ha resuelto todo lo que estaba alrededor de este menos el mío. Por eso  me parece que más allá de  las diferencias política, se pusieron  palos en la rueda en la resolución de cosas que tienen que ver con los vecinos, no con un partido político. Y como eso las veces que he intentado generar reuniones, o instancias con vecinos o resoluciones de problemas, muchas veces he encontrado las puertas cerradas por el presidente de la comuna . Algunas entiendo que tiene que ver con diferencias políticas pero me parece que otras ya tienen que ver con una cuestión de conducta y respeto por el otro que me parece que cuando se traspasa ese límite ya estamos hablando de otra cosa.

¿Cómo se ven posicionados en la comuna? ¿Crees que pueden crecer, que pueden luchar?

Yo creo que de base podemos repetir los dos comuneros. Creo que los ciudadanos de la comuna y de la ciudad en general tienen ganas de un cambio de las cosas porque han apoyado a un proyecto político en la ciudad y le han dado varias oportunidades pero no vieron grandes transformaciones. Creo que hay mucha gente que sabe que eso no se ha cumplido y que tienen ganas de apostar a un cambio.

Y con respecto a la comuna yo estoy confiada de que vamos a poder repetir pero eso lo va a definir como siempre y como corresponde la gente.

¿Qué puntos valorizas de tu gestión? ¿Y qué puntos pensás que fallaste?

Pudimos hacer bastantes cosas, con las que estoy muy contenta que pudimos resolver fueron algunas específicas. Una es la de la educación, hemos podido por suerte resolver problemas de todo tipo. Faltan un montón de escuelas que no hemos llegado pero la que hemos podido resolver la verdad es que estoy muy contenta con eso porque es un objetivo que me había puesto. También lo que fue el lamentable hecho de las inundaciones del 2013, eso de algo trágico pudieron salir cosas positivas como la solidaridad de los vecinos, mantuvimos una presencia generando redes entre los ellos para que nos den donaciones y que pudieran colaborar con los que habían perdido todo. Pudimos incluso resolver subsidios que todavía no se habían otorgado, acercar determinados recursos que no estaban llegando y hoy todavía me pasa que vecinos me sigan agradeciendo. Después con lo que es salud hemos hecho campañas de vacunas gratuitos y trabajamos en lo que es asesoramiento de prepagas y obras sociales.

Lo que me parece que lo que me ha costado mucho resolver es el tema de espacio público. Me parece que hay muchas cosas que faltan por hacer en ese sentido.

¿Pudieron con el tema de la educación trabajar con el gobierno conjuntamente?

Las veces que he podido resolver algo fue porque prácticamente me he instalado en puertas de oficinas para que me resuelvan los temas, no hubo una cuestión  de dialogo, de poder trabajar en conjunto. Ha sido difícil trabajar con la administración de la Ciudad, muchas cosas las hemos podido trabajar con Nación y hemos trabajado bien. Lo que demuestra que si hubiera mayor apertura en la Ciudad los recursos que hay en Nación podrían llegar con mayor facilidad, y eso es a lo que nosotros apostamos.

¿En el supuesto caso que fueras presidente de la Comuna que proyectos llevarías adelante?

Principalmente a la participación. Me parece que estamos en una gran deuda con eso, que si bien es algo reciproco, tiene que haber una ciudad interesada. Si yo tuviera la posibilidad de ser presidente de la comuna lo primero que haría sería generar instancias de participación en todos los barrios, que las cosas que llegan a través de la participación, tengan una resolución. Así poder demostrar que participar trae cosas buenas. Y sobre todo trabajar  y hacer hincapié en  el Presupuesto Participativo, con el que  hemos insistido con eso muchísimas veces y no ha llegado a nada.

¿Pensás que te falto un poco más de caminar, estar por Devoto?

La verdad es que uno se da cuenta que las cosas llevan más tiempo de lo que uno piensa para cambiar. No creo que haya sido por el hecho de no haber caminado. Uno también quiere reelegir no por lo que ya hice sino por todo lo que me falta que es un montón.

¿Cómo piensan resolver el problema  de la venta ilegal en la vía publica?

Estamos planteando encontrar lugares de comercialización para emprendedores y artesanos, persona que generan trabajo no con reventa.

Hay una realidad que, el reventa que está  en la calle es el último eslabón de una cadena que esta fuera de la legalidad  y si bien no coincido con eso me parece que levantar al mantero con la policía no resuelve el problema.

Debemos trabajar sobre  una regulación en la Ciudad y separar los artesanos y los emprendedores y encontrares un lugar, que no sean los mismos circuitos comerciales del comerciante tradicional y que les permita tener un espacio de comercialización, trabajar sobre una economía social y buscarles un ámbito, para ello la Ciudad debe encontrar lugares específicos para dicha actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.