106° ANIVERSARIO DE VILLA DEL PARQUE

Acto en el barrio cordial

En la plaza Aristóbulo del Valle, ubicada en el centro de Villa del Parque, se realizó un acto conmemorativo del 106° aniversario de ese barrio porteño.

Asistieron el presidente de la Junta Comunal11, Carlos Guzzini; los integrantes de ese cuerpo colegiado Alejandra Viviani y Graciela Valdez (Pro) y Carlos Eusebi (FpV); el presidente de la Junta Central de Estudios Históricos de la Ciudad de Buenos Aires, Arnaldo Miranda Tumbarello; los vicepresidentes Nélida Pareja y Edgardo Rocca; el tesorero de la Asociación Vecinal y Biblioteca Popular de Villa del  Parque, César Espiño; el historiador del barrio y creador de su escudo, Isabelino Espinosa; el descendiente de la familia fundadora, Hugo Stern; maestros y alumnos de escuelas públicas y privadas del distrito, miembros de la Junta de Estudios Históricos local, representantes de instituciones barriales y de bien público y vecinos.

El acto comenzó cuando a los acordes de la marcha Mi  bandera, ejecutada por la banda de la Policía Metropolitana dirigida por Jorge Silveyra, ingresaron en el patio central de la plaza los niños del jardín de infantes Alicia Moreau de Justo portando la bandera nacional que izaron los miembros de la Junta Comunal junto con Miranda Tumbarello y Espinosa, mientras la banda interpretaba la canción Aurora.

Seguidamente la formación interpretó el Himno Nacional, que fue coreado por la concurrencia.

A continuación habló Miranda Tumbarello, quien se refirió a Villa del Parque como “el barrio cordial, porque geográficamente tiene forma de corazón, pero también porque cordiales son sus vecinos”.

Hizo luego una reseña histórica que empezó recordando que “en el año 1580, cuando don Juan de Garay funda nuestra ciudad, establece el 24 de octubre repartir solares, chácaras, que era su verdadero nombre, y estancias”.

Explicó que “estas eran tierras altas que en ese momento no tenían valor” porque “no existían internet ni aviones y lo único importante era un curso de navegación, por donde fluía el comercio”.

Después de otras precisiones, expresó que las tierras en las que surgiría el barrio de Villa del Parque fueron “objeto de enajenación durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas y los sucesivos en la provincia de Buenos Aires” aproximadamente entre los años 1830 y 1851, y que “van a ser adquiridas  por la familia Cambiasso”, compuesta por “José Cambiasso y María Casanova, que iban a ser los primitivos propietarios de cinco quintas en San José de Flores, entre ellas esta”.

Agregó que “van a tener trece hijos que van a heredar ese patrimonio” y que las tierras “que nos interesan las va a heredar Antonio Cambiasso, que va a comprar a su vez la parte a uno de sus hermanos”.

“Aquí”, subrayó, “van a tener en 1908 la visión de establecer un barrio, de establecer un pueblo, de establecer una villa, vocablo común a todas las poblaciones italianas donde aún hoy sigue siendo un vocablo de distinción”.

Refirió que “así van a propender don Antonio Cambiasso, con otras personas que vivían en esta villa, a fundar la Sociedad de Fomento de Villa del Parque” porque “la villa era cercana al Gran Parque del Oeste, es decir la Gran Quinta Agronómica o la Agronomía”.

Recordó que los fundadores “decían que iban a ser los jardines de toda la ciudad de Buenos Aires” y afirmó: “No se equivocaron, Devoto es motejado el jardín de Buenos Aires y Villa del Parque es el barrio cordial”.

Y continuó: “Así iban a dar impulso a todo este barrio que hoy día habitamos y que intentamos que tenga un buen porvenir”.

Finalmente, definió: “La historia es el estudio del pasado, pero a la vez es la promisión del presente y es un buen augurio del porvenir: conocer la historia es, precisamente, poder bien augurar el porvenir de una patria chica que es nuestro barrio, y de una nación toda”.

Al término de su exposición, pidió a la banda que tocara la canción Cumpleaños feliz.

Por su parte, Guzzini, en su breve intervención, destacó la importancia de “esta tradición que tiene Villa del Parque de ser la villa del buen vecino” y aseguró: “Queremos darle a nuestro trabajo la impronta para que así lo siga siendo y para que los chicos de nuestros barrios continúen por ese camino, sean buenos vecinos y solidarios, y no se enganchen con cosas malas”.

Señaló que “acá tenemos muy buenas familias y muy buenos vecinos” y en ese convencimiento anunció: “Estaremos trabajando de todo corazón para hacerla [a la Villa] más vivible”. Y observó, refiriéndose a la plaza Aristóbulo del Valle: “Ustedes ven que tenemos algunos problemas de mantenimiento; en estos días estamos cambiando a la empresa y trabajando en eso para que la plaza sea más linda y la puedan disfrutar mejor”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.