Movimientos políticos entre la ciudad y la provincia pensando en 2015

En los últimos tiempos se han observado distintos pases y cruces políticos entre el territorio porteño y el bonaerense, que dicen de las estrategias de varios importantes dirigentes para lograr el mejor posicionamiento con vistas a las elecciones del año próximo.

Uno de los más notorios de esos movimientos tiene como protagonista a la vicejefa de Gobierno de la Ciudad, María Eugenia Vidal. Si bien hasta ahora eludió definirse sobre su candidatura a la gobernación de la provincia (“es una decisión que vendrá más adelante”, dijo en una reciente entrevista periodística), lo cierto es que ha iniciado una extensa gira política que abarca muchas y diversas ciudades y localidades del conurbano y del interior bonaerense. En esas visitas estuvo acompañada por importantes referentes del espacio e incluso,  en algunas oportunidades, por el jefe de Gobierno, Mauricio Macri.

La propia Vidal escribió en su cuenta de facebook que empezó  “a recorrer la provincia de Buenos Aires para armar un equipo con conocimiento, ganas y compromiso para mejorar la calidad de vida de sus vecinos en 2015”.

Como se sabe, la instalación en el ámbito bonaerense de una figura con buena imagen pública como la vicejefa de Gobierno responde a la estrategia del macrismo de extender su área de influencia a una provincia clave por su caudal electoral, lo que contribuiría a afianzar y aumentar las chances presidenciales de su jefe político.

En ese sentido, resultan claras las expresiones de Vidal en facebook: “Además de desempeñar mi trabajo como vicejefa para el que me eligieron los porteños, me sumé al equipo del PRO en la provincia para consolidar una alternativa que pueda gobernar en 2015. Los argentinos tenemos una oportunidad y nosotros con Mauricio en 2015 queremos aprovecharla”.

El último lugar que visitó la vicejefa fue la localidad de Villa Fiorito, en el partido de Lomas de Zamora, adonde concurrió anteayer junto con la recientemente electa senadora por la ciudad Gabriela Michetti. En la víspera había recorrido San Isidro en compañía del jefe de Gobierno, el intendente de Vicente López y primo de este último, Jorge Macri, el ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, y otros referentes partidarios. «La gente espera soluciones, la General Paz no puede ser una división», afirmó en la oportunidad Mauricio Macri.

 

Al norte por el noreste

Otro movimiento que ha tenido mucha repercusión es el pase a la provincia del recientemente electo diputado nacional Sergio Bergman (PRO), quien llegó a la Cámara encabezando la lista de candidatos porteños de su partido.

Según anticipó el mes pasado La Nación, el rabino ya fijó su residencia en Tigre con el beneplácito del PRO, que lo juzga un oponente digno de competir en el distrito en el que Sergio Massa ha sentado sus reales.

A su vez, Télam informó esta semana que Bergman manifestó, en declaraciones a esa agencia gubernamental, que a partir del mes próximo comenzará “a militar en la provincia de Buenos Aires para apuntalar las precandidaturas de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, y analiza concentrar sus esfuerzos para potenciar al macrismo en el municipio de Tigre, bastión del rival Sergio Massa”.

De acuerdo con Télam, Bergman anunció que trabajará “en ampliar la base territorial [del PRO] en la provincia, articulando la tarea que lideran Jorge Macri y Vidal, en coordinación con el equipo que conduce (el ministro) Emilio Monzó».

Vale consignar que Bergman puede mostrar participación comunitaria en Tigre puesto que la Fundación Judaica, que fundó en 1997, cedió una hermosa casona en la zona residencial de esa ciudad para instalar allí la Casa Angelman, destinada a albergar y atender a los niños que padecen el síndrome de ese nombre.

Por otra parte, se menciona la posible candidatura del ministro Montenegro a la intendencia de San Isidro, donde reside desde hace mucho. En oportunidad de la mencionada visita a ese distrito del norte bonaerense escribió, en su cuenta de facebook, que María Eugenia Vidal, Jorge Macri y él “quieren ponerse al hombro la responsabilidad de mejorarle la vida a los bonaerenses”. Y también: “Todo lo que construimos en la ciudad lo vamos a poder construir en San Isidro”.

A la recíproca

Aunque hasta ahora no se haya mostrado con igual intensidad, la recíproca también es cierta. Dos de los principales (posibles) postulantes a suceder a Cristina Fernández de Kirchner tienen sustento territorial en la estratégica provincia de Buenos Aires, pero para robustecer sus aspiraciones presidenciales necesitan conquistar el favor de la ciudadanía porteña, tradicionalmente reacia a votar por candidatos del peronismo, al que tanto el gobernador Daniel Scioli como el actual diputado Sergio Massa proclaman pertenecer.

En ese sentido, el gobernador dio un paso importante a fines de 2012 cuando la agrupación La DOS, que le responde y lleva sus iniciales, realizó un gran acto en la esquina Carlos Gardel, del barrio del Abasto, para inaugurar su primer local en la ciudad. Curiosamente, el hecho no está registrado en la página de facebook de la organización.

Según se ha dicho, esta trató de captar dirigentes porteños sin mayor éxito, salvo el caso del ex jefe de Gobierno y actual funcionario bonaerense en el área cultural, Jorge Telerman.

Por otra parte, Scioli dio recientemente una leve pero significativa señal cuando su ministra de Gobierno, Cristina Álvarez Rodríguez, se reunió con Víctor Santa María y apoyó su candidatura en la elección interna del PJ porteño, que se realizará en abril próximo.

Actualmente, el kirchnerista dirigente del SUTERH es el único aspirante a ocupar la presidencia del partido en la ciudad, puesto que su oponente, el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, se bajó de la candidatura.

Por lo que toca a Sergio Massa, en diciembre último encabezó dos actos en la ciudad: el primero estuvo organizado por el gremialista y actual diputado del Frente Renovador, Héctor Daer, y el segundo por el ex jefe de Gabinete nacional, Alberto Fernández. En esta oportunidad, el ex intendente de Tigre  anunció que la presentación formal de su espacio ante los porteños tendrá lugar la última semana de este mes en el estadio Malvinas Argentinas, del club Argentinos Juniors.

Cabe destacar que meses atrás el Frente Renovador abrió el primer local en la ciudad, y lo hizo precisamente en la Comuna 11. El “lugar del vecino”, como ha dado en llamarse, está ubicado en la avenida Juan B. Justo 5097, del barrio de Villa Mitre, y su referente es el joven empresario gastronómico de La Paternal Gonzalo Forastiero, quien integra asimismo la comisión directiva del referido club.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.