Encuentro de Redes Sociales en la Legislatura

2 foto-2El III Encuentro de Redes Sociales y Derechos, organizada por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, se desarrolló el jueves 21 de noviembre en el Salón Dorado de la Legislatura Porteña. Se expusieron los trabajos comunitarios a través de  pósters y muestras fotográficas.

 

El Salón Dorado de la Legislatura, colmado de gente, fue la sala escogida para llevar a cabo el tercer encuentro de Redes y Derechos. Los paneles y la muestra fotográfica contaron con la participación de representantes de redes sociales y medios barriales, entre los que se destacaron los de la Cooperativa EBC.

Durante la mañana las redes comunitarias desarrollaron debates y talleres, y por la tarde, junto a funcionarios y legisladores, fueron parte en las mesas que abordaron la temática de: Redes y políticas públicas; Mujer, Redes en Salud y La gestión pública y las redes territoriales.

El secretario administrativo de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo Sosa, estuvo a cargo de la apertura y recalcó la importancia de las redes pues impulsan a los ciudadanos a la participación y a la acción social. Las definió como “estructuras que dan solución a problemas comunes” a la vez que son instrumentos valiosos que ayudan al trabajo político. Finalizó su intervención deseando que lo que se debata en el día fuese útil y ayude a la construcción cívica.

Juan Balestretti, jefe del Área de Proyección Institucional, agradeció a los diarios vecinales por su presencia en el evento y por cubrir sucesos que los medios nacionales no tratan. Cabe destacar que en la antesala se desarrolló una exposición de medios gráficos barriales, en la que la Cooperativa de Editores Barriales tuvo una importante participación en el stand.

A continuación, se proyectó un breve documental que daba cuenta del trabajo de las organizaciones a lo largo de los últimos meses y donde integrantes de redes de los distintos barrios porteños brindaban su testimonio.

Balestretti llamó a la reflexión ciudadana, indicando que si los ciudadanos se ocupan de cuestiones sociales “es porque la gente que debería hacerlo no lo hace bien”. Destacó los cambios acaecidos en la Defensoría del Pueblo, que se adaptó a las necesidades del nuevo siglo incluyendo mediaciones y formas de arbitraje, protección de datos, iniciativas legislativas y la enseñanza de la fortaleza de los derechos humanos.

A su turno, Celia Lottini, representante de la Red de Parque Patricios y Pompeya, agradeció a sus compañeros en haber confiado en la red como la herramienta desde la cual participar y trabajar en el barrio. Aseguró que la labor en conjunto es una gran oportunidad, ya que los conocimientos se comparten, permitiendo alcanzar grandes logros.

Por su parte, la directora del Centro de Estudios para el Fortalecimiento Institucional (CEFI), María Rosa Muiños, elogió los esfuerzos de la Sede San José de la Defensoría y compartió los detalles de la formación de la primera red, compuesta mayormente por funcionarios públicos que veían que muchos de los problemas de la ciudad no figuraban en la agenda pública.

El cierre de la primera mesa trajo una cálida despedida de su función de la directora del CEFI, ya que a partir del 10 de diciembre asumirá como legisladora porteña por el Frente para la Victoria. La diputada electa, convocó a los presentes en el recinto a hacernos responsables de la realidad en la que vivimos y comenzar a construir entre todos.

Tres paneles específicos continuaron, organizados por distintas temáticas. El primero de ellos fue el de “Redes y políticas públicas” coordinada por Miguel A Sorbello del Área de Proyección Institucional de la Defensoría del Pueblo.

El Defensor del Pueblo para la Tercera Edad, Eugenio Semino, se refirió a la discriminación hacia el sector de la población que más ha contribuido para el desarrollo de la población activa. Remarcó la paradoja que se da entre los refranes que representan a los señores mayores como una fuente de sabiduría pero que, a la vez, son quienes más olvidados están a la hora de recibir retribuciones monetarias. Mencionó la inundación ocurrida en La Plata como un ejemplo del olvido hacia los mayores: el 75% de los muertos eran jubilados.

A la hora de buscar soluciones Semino mencionó “no se habló de esto, se escuchó mucho sobre el entubamiento del Arroyo y demás cuestiones técnicas pero no hablan de los jubilados que murieron por estar solos, por no contar con una red de contención”

En cuanto al trabajo de las redes, Semino argumentó que deben evitar “ser cooptadas por los mismos aparatos estatales que no dan solución a sus problemas”. El desafío que se presenta ahora ya no es la constitución de las organizaciones sino cómo hacer para que las mismas se fortalezcan sin perder la legitimidad que tienen desde su origen.

Roberto “Tito” Gonzalez, relató su experiencia como integrante de la red de Parque Avellaneda y todos las dificultades que se presentaron en su desarrollo. Denise Najmanovich, en calidad de especialista en redes sociales, conoce a Tito y ha trabajado junto a él en numerosas oportunidades.

Compartieron anécdotas de las reuniones, que en el comienzo, en el año 2002, no sabía hasta qué punto ellos se encontraban en red. Según Najmanovich, se encontraban ante “un nuevo modo de hacer ciudadanía donde tratábamos de ver de qué manera concebir una democracia en las que nos guste vivir”. Asimismo, estableció que las redes no se encuentran para suplir al Estado sino para fortalecer la representación ciudadana, como una nueva forma de potencia colectiva.

Numerosos ejemplos de cómo nos encontramos interconectados se brindaron en la jornada, desde los oyentes de una radio que se organizaron ante la cancelación de un programa hasta la comunidad de docentes, padres y alumnos de una escuela rural que salió adelante gracias al trabajo en equipo. Los ejemplos denotaban como el “pertenecer a una red es encontrar un lazo para mejorar nuestras posibilidades de vida”, de acuerdo con Najmanovich.

El panel de políticas parecía terminar, cuando se le solicitó a Miguel Sorbello que se quedara en las cercanías de la mesa, y en uno de los momentos emotivos de la jornada, Juan Balestretti anunció que Sorbello había sido premiado en Italia por la Asociación Jus Vitae ONLUS con el  premio Padre “Pino” Puglisi por su labor en la Villa 21-24 y en La Cárcova de José León Suárez, junto al Padre Di Paola (el Padre Pepe)

Por su parte, las integrantes del panel “Mujer y Salud”, relataron los logros en cada uno de sus áreas de trabajo. Gladys Moyano – de la Red Local VIH SiDA de la Comuna 4 – narró su experiencia con la obra teatral “Porque te quiero te cuido” y cómo sirvió de disparador para abordar la temática de la prevención de enfermedades de transmisión sexual.

Gabriela Moffson, de la Red Mujeres de las Defensorías del Pueblo de Latinoamérica, realizó una presentación de la evolución en Argentina respecto a la protección de los derechos de la mujer y Lidia Saya, legisladora porteña, a su vez, se mostró orgullosa de los origen de los proyectos presentados a propuesta de organizaciones civiles.

El tercer y último panel abordó el tema de “La gestión pública y las redes territoriales” y estuvo integrada por Alberto Villareal de la Red Cultural y Social de la Comuna 1; María Elena Redin, especialista e investigadora en planificación participativa de FLACSO y la Lic. Mariela Martino (Directora General de Organización Institucional y

Laboral de la Defensoría). Coordinó la Lic María Guadalupe Polotto (Área de Proyección Institucional de la Defensoría del Pueblo)

Como cierre del encuentro se presentaron los trabajos realizados y las conclusiones de los talleres. Las palabras finales estuvieron a cargo de Autoridades de la Legislatura y de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

 

 

Por Ana Colombo Blanco, para la Cooperativa EBC

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.