GUZZINI FIJÓ PRECISIONES

El presidente de la Junta Comunal 11, Carlos Guzzini, fijó precisiones sobre dos temas que suscitaron controversia en sendas áreas de la comuna, geográficamente opuestas. Lo hizo en diálogo con La Rayuela.

En primer término le preguntamos por la construcción del monumento a Pappo en la plaza Roque Sáenz Peña, del barrio de Villa General Mitre.

“Fue una decisión que tomó un sector del Ministerio de Cultura [del Gobierno de la Ciudad] sin establecer conexión con nosotros”, respondió, y señaló: “Los vecinos se manifestaron en contra, y tampoco yo, como presidente de la Comuna, y la mayoría de mis compañeros de la Junta, estábamos de acuerdo porque ya había en la plaza un monumento a Pappo”.

Y refirió: “Julio Goitía, Graciela Valdez [responsables, respectivamente, de las áreas de Ambiente y Espacio Público y de Cultura y Deportes de la Junta] y yo nos reunimos con [el director general de Promoción Cultural del Ministerio, Guillermo] González Heredia, que tenía a su cargo el tema: caminamos juntos la zona y decidimos buscar una alternativa, que todavía no está definida, pero por el momento se suspendieron las obras”.

Mencionó después que “hay vecinos que quieren la plaza de Pappo y otros que quieren la plaza Roque Sáenz Peña” y observó: “Tenemos que tratar de convivir y de hacer las cosas bien, no es cuestión de que tachen o borren ‘Roque Sáenz Peña’ y pongan encima ‘Pappo’”.

Cerrando el tema, explicó: “Pappo era un artista popular conocido y muy querido, incluso por mí, porque es de mi época y su música me acompañó, pero al igual que muchos no estaba yo de acuerdo en hacer otro monumento aparte del que ya había”.

Le preguntamos entonces por las obras de remodelación en un tramo de la calle Fernández de Enciso, de Villa Devoto, a las que algunos vecinos se oponen e intentan detener.

“A mí me llegaron dos notas de vecinos encabezados por la Junta de Estudios Históricos, oponiéndose a la obra en general”, contestó Guzzini, y aclaró: “Nosotros hicimos una reunión explicativa en la que ellos también estuvieron presentes, y en ese momento no se manifestaron en contra; solamente querían recuperar los adoquines, pero no los vamos a sacar porque allí la calle está asfaltada, y los adoquines están abajo”.

Le comentamos que algunos adoquines se sacaron.

“Para correr el cordón, porque se está ampliando la vereda;  después los volverán a poner en su lugar”, dijo el jefe comunal, quien precisó que “algunas veredas se amplían, pero la calle no se hace peatonal”.

Informó que en un principio la idea era peatonalizarla, pero que “se cambió porque en esa reunión los vecinos pidieron que se  permitiera estacionar”.  Entonces, prosiguió, “se va a permitir el estacionamiento de automóviles, pero se limitará la velocidad de tránsito para lograr un paseo semipeatonal”.

En cuanto a los colectivos, anunció que “no van a circular por ese tramo de la diagonal y seguirán rutas alternativas”.

Notamos que esto favorecerá a los empresarios gastronómicos.

“Precisamente, la idea es favorecer a una zona que ya era un polo gastronómico importante y optimizarla con una buena iluminación, un adecuado equipamiento, un eficiente servicio de limpieza y otras mejoras”, concluyó.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.