Paula Resels dio a conocer su informe de gestión

En el local Ciudad Futura, de la calle Argerich 3128, de Villa del Parque, Paula Resels, que integra la Junta Comunal 11 en representación del Partido Socialista Auténtico en Proyecto Sur,  dio a conocer el informe de gestión correspondiente al año 2012.

 

Resels habló sentada a una mesa sobre la que ardía una vela como símbolo de solidaridad con los numerosos vecinos que sufrieron prolongados cortes de energía durante las fiestas navideñas (y en días posteriores). La rodearon vecinos que la acompañaron en su gestión a lo largo del último año, en tanto que en la sala se ubicaron Carlos Méndez, de la Junta Comunal 15 (Buenos Aires para Todos), referentes locales del Partido Socialista Auténtico y otros vecinos.

En la oportunidad se distribuyó entre los asistentes un extenso documento titulado 2do. Informe de Gestión a un año de las comunas, que detalla los distintos hechos en los que Resels tuvo intervención durante el año último, y que ostenta un acápite de Manuel Belgrano: “Un buen gobierno no está asegurado por la liberalidad de sus principios, pero sí por la influencia que tiene en  la felicidad de los que obedecen”.

El documento comienza por informar que “la Junta Comunal 11 elevó al Poder Ejecutivo, en tiempo y forma, la matriz presupuestaria comunal para el período 2013, adjuntando dos resoluciones, de la Junta Comunal 11 y del Consejo Consultivo Comunal, reclamando la integración de las Comunas al presupuesto con carácter de ‘jurisdicción’”.

Sin embargo, prosigue, “el presupuesto general de la Ciudad para el periodo 2013 presentado a la Legislatura por el ingeniero [Mauricio] Macri no incluye nada de lo propuesto por las Comunas,  presentándolas, otra vez, como ‘programas’, bajo la jurisdicción presupuestaria del jefe de Gabinete de Ministros Horacio Rodríguez Larreta, otorgándole a este las facultades para decidir sobre la gestión comunal”.

Sobre este tema, Paula Resels comentó: “Sabemos, por otras comunas que han sido más abiertas que esta, que hay caja chica; que cada partida fue de 150 mil pesos; que cuando se gastaba una venía la segunda; y que hay comunas que han recibido cuatro cajas chicas. No sé cuántas hemos recibido acá, ni cuánto se ha gastado”.

Al respecto, refirió: “Algunas veces con los comuneros del Frente para la Victoria y otras veces sola, he solicitado el balance de esa caja chica y hubo una gran discusión en la Junta, porque según los comuneros del Pro el jefe comunal maneja la administración, cuando en realidad tiene la firma de la chequera, pero la administración comunal es corresponsabilidad de los siete, y está bien claro en la ley que somos responsables penales y civiles por lo que pase en la Comuna”.

Y explicó: “No hubo informe de gestión de fin de año de la Junta Comunal porque, entre otras cosas, yo dije que no firmaba y no presentaba informe de gestión colectiva si no podía ver el balance”.

 

“Donde sí se ha trabajado como Junta fue en el tema del predio de Beiró”, dijo a continuación, refiriéndose al inmueble correspondiente al número 4658 de esa avenida, sobre el cual, de acuerdo con su Informe, la Junta Comunal en su conjunto ha presentado resoluciones ante la Legislatura y el Ejecutivo, solicitando su desafectación y retiro de la subasta pública al que estaba destinado, para pasar a ser parte del patrimonio de la Comuna y construir allí la Sede Comunal 11.

“Según [el presidente de la Junta Comunal, Carlos] Guzzini, teníamos la promesa de [Cristian] Ritondo y de [Horacio] Rodríguez Larreta de que se lo iba a excluir de la ley correspondiente y no se iba a vender: incluso, en un momento dado Guzzini pidió que los legisladores de la oposición hicieran un proyecto en ese sentido, que el Pro lo iba a acompañar”, contó.

Por el contrario, los diputados de la Ciudad de Proyecto Sur consideraron que era el Pro quien debía elaborar el proyecto en cuestión, y ellos lo acompañarían porque “en general, esos proyectos son los de moneda de cambio, como vimos ahora con los de espacio público y demás”, reseñó.

Y agregó: “Hemos propuesto ir a parar el remate como Junta, pero ahora se frenó, dicen que gracias a nuestros reclamos”.

 

Seguidamente habló de su preocupación por “abrir un poco el espacio a la participación vecinal”,  porque “había  muchas necesidades del barrio, que se fueron manifestando a partir de diferentes encuentros”, y precisó que “de ahí surgieron dos campañas que ya están en marcha y una que se lanza ahora”.  Se trata de “Árboles para vivir mejor” que tiene por objetivo “la reposición del arbolado público con especies autóctonas y participación vecinal”, y de “Veredas libres de caca”, que consiste en “la colocación de dispensadores de bolsas plásticas para la recolección de las heces de las mascotas en la vía pública”.

La nueva campaña, que es también “de buena vecindad”,

tiene por consigna “La vereda no es un estacionamiento” y, en palabras de Resels, “si vos estacionás un auto en la vereda no se trata sólo de que estéticamente esté mal o estés incumpliendo la ley, sino de que una señora con un cochecito no pueda pasar, de que es algo incómodo e incluso peligroso para todos”.

A renglón seguido aclaró que el sentido de esas campañas “tiene mucho que ver con revertir el paradigma que implantó el menemismo de que lo público no es de nadie, y afirmó: “Lo público es de todos: vos tenés que cuidar, yo tengo que cuidar, y la buena vecindad es parte de eso”.

 

Desarrollando ese concepto, Resels ofreció el contraejemplo de la plazoleta Roffo, ubicada en la intersección de la avenida Beiró con la calle San Nicolás, de Villa Devoto. Hizo saber que “vecinos, a través de distintos medios, plantearon el enrejado de la plaza acusando a los tres o cuatro indigentes que vivían allí de provocar una ola delictiva”.

Y mencionó un prejuicio, que aparece literalmente subrayado en el documento, y que “asocia a todo pobre o indigente con un delincuente, y a todo policía con un héroe”.

Entrando de lleno en el tema de la inseguridad, que según el documento “requiere para su tratamiento honestidad moral y profundo conocimiento del territorio, y para su solución más democracia, coraje cívico y participación popular”, Resels recordó que en los cuatro barrios de la Comuna organizó sendas asambleas “con el auspicio y el apoyo de la Defensoría del Pueblo, para elaborar en forma comunitaria el mapa del delito”.

 

Luego, el saludo a Méndez hizo propicia la ocasión para mencionar “la lucha para recuperar la ex Liga Israelita Argentina contra la Tuberculosis”, del barrio de La Paternal, de la que informamos ampliamente en su oportunidad, y en la que Paula  Resels tuvo activa participación.

 

Por último, los asistentes fueron agasajados con un refrigerio, que culminó con el clásico brindis de fin de año.

 

Por Haydée Breslav 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.