Entrevista con Graciela Valdez Igarzábal, juntista comunal

“Tenemos problemas pero estamos en el buen camino”

 

entrevista graciela valdez (1)Se hizo conocer a través de su participación en una asociación civil que ya cuenta con más de diez años de activa inserción en la vida social de la Comuna; actualmente, tiene a su cargo el área de Cultura y Deportes de la Junta Comunal 11, que integra en representación del Pro. Graciela Valdez Igarzábal admite los problemas que enfrenta esta primera experiencia de ejecutivo colegiado, pero acepta con optimismo el desafío y está convencida de que, con la ayuda de los vecinos, el sistema descentralizado logrará perfeccionar su implementación.    

 

-En primer término, ¿cómo te definís?

 

– Si me tengo que definir, digo que soy una trabajadora social, que hoy hago política, que me encanta y que estoy para dar una mano y para aprender. Vengo de una asociación civil que se llama Vecinos Solidarios Abriendo Caminos, y si bien política uno hace siempre, la verdad es que empecé grande a trabajar en política. Y fue porque gracias a mi marido, que hacía prensa en Boca, conocí a Mauricio Macri y a un grupo de mujeres, me encantó trabajar con ellas y tuve la suerte de que en el partido me dieran la secretaría de la mujer en esta comuna. Pero siempre trabajé por lo social, vengo de eso y me he nutrido con eso; lo otro me costaba inclusive en mi propio partido, porque yo ayudo sin mirar a quién, qué me importa si sos del Pro, de La Cámpora o de lo que fuere, si te puedo dar una mano te la doy.

 

 

-¿Qué balance hacés de estos primeros meses de tu gestión en la Junta Comunal?

 

-Como dije cuando fuimos a informarle a la gente lo que habíamos hecho, esto es difícil, pero no solamente porque se trate del Pro; iba a ser difícil con cualquier color político que estuviese, y por algo claro: resulta muy complicado resolver todas las situaciones que implica pasar de un ejecutivo central a uno descentralizado y colegiado, y pienso que al Frente para la Victoria o a Proyecto Sur les pasaría más o menos lo mismo. Pero a mí este trabajo me parece fantástico, me ha posibilitado un gran conocimiento de muchos vecinos del barrio, que traen sus problemas o sus reclamos; tengo el gusto de ir todos los días, y te digo que es realmente un gusto porque me encanta estar ahí, donde recibo también a asociaciones y escucho las consultas que me hacen. He logrado una relación muy buena con absolutamente todos los compañeros; alguna vez dije que las reuniones de Junta son acaloradas, pero siempre podemos poner los pies sobre la tierra y pensar que estamos para solucionarle cosas al vecino. Y el tiempo nos va a ir ayudando, y la gente también nos va a ayudar.

 

 

-Pero el Gobierno central aún no ha resuelto el traspaso de las competencias a las comunas…

 

-Eso es real, yo hubiera querido tener ya todas las competencias porque tendría una cierta decisión propia como para decir “si me equivoco, me equivoco yo, no se equivoca el Gobierno”, y si uno asume una responsabilidad es bueno hacerse cargo de ella, pero siempre tengo que medir dónde estoy y reconocer que esto es nuevo y no puedo estar echando culpas, porque entonces me quedo en eso, diciendo “no puedo hacer esto”, y yo prefiero mirar hacia adelante. Por suerte, pude resolver muchos problemas de vecinos que me han hecho un reclamo o un pedido, porque yo llamé por teléfono y no me presenté como Pro, simplemente dije que era juntista a cada ministerio al que tuve necesidad de llamar; les dije a los compañeros que hicieran lo mismo, y de hecho sé que alguno lo hizo. Claro que se han bajado pocas cosas, pero hay otro problema que la gente no tiene en cuenta, y es que todo lo relacionado con los árboles y la poda está licitado, y hasta el año que viene nosotros no podemos tocar nada.

 

-¿Cuáles son los servicios que ya están licitados?

 

-Todos: en este momento nada podemos hacer nosotros porque eso ya está tercerizado con licitaciones que en este momento están activas y funcionando. Así como Mauricio, cuando entró, se encontró con que el primer año no podía tocar nada, lo mismo nos está pasando ahora a nosotros. Después tenemos otro problema con los muchachos que cuidan la plaza, están agremiados y es muy difícil charlar con ellos, y con el personal, que una vez hasta nos paró el CGP porque decían que no querían tener siete directores. Y vuelvo a decirte que le iba a resultar difícil a cualquier gobierno, porque tenemos otro problema: la ley no es clara; por el contrario, es muy difusa.

 

-Y eso lleva a diferencias de interpretación…

 

-Y entonces yo interpreto una cosa y pido algo, y el otro te dice que no es así, y nos surgen problemas que confío en que los vamos a ir arreglando con el tiempo. ¿Viste que cuando el chiquito empieza a caminar se golpea por todos lados? A nosotros nos está pasando lo mismo, y estoy segurísima de que el segundo periodo va a ser mejor, y el otro superior. Claro que me gustaría poder decir “tengo las competencias, puedo hacer tal y tal cosa”, pero yo lo compenso llamando a todo el mundo, porque si no me quedaría en el “no”, y no tendría respuestas. Es más: si yo tuviera un problema con algún ministro que no me recibe, yo lo voy a decir, creo que tengo edad como para no callarme la boca. Y a los compañeros les digo “llamen, para eso son juntistas”, también hay que saberse sentar en el lugar que uno ocupa.

 

-¿Sentís mayor afinidad con alguno de los miembros de la Junta?

 

-Con todos: tengo la suerte de llevarme bien con todos. En esta Junta Comunal tenemos jóvenes que están haciendo cosas de adultos, y adultos que nos sentimos jóvenes, pero en realidad cada uno está en lo suyo. Te podría decir que me llevo bárbaro con los míos, pero te mentiría porque me llevo bien con todos y siento mucho respeto por todos: por ejemplo, no comparto muchísimas cosas del Frente para la Victoria, pero jamás me vas a escuchar hablar mal de la presidenta; yo no la voté, pero tengo mucho respeto por los que la votaron y además es mi presidenta, y eso me merece respeto. Siempre les digo a esos compañeros “yo soy respetuosa, ustedes sean respetuosos con Mauricio, ya sé que no están de acuerdo pero el respeto es básico”.

 

-En lo que hace al área a tu cargo ¿cuáles son tus principales iniciativas y propuestas?

 

-Una de las primeras y principales iniciativas fue hacer un relevamiento para ver de verdad qué asociaciones culturales tenemos en nuestra Comuna y cuáles son legales, porque hay muchos sellos de goma, lo que es bastante vergonzoso; y lo hicimos no solamente con el CIOBA [Centro de Información sobre Organizaciones de la Ciudad de Buenos Aires]; inclusive se dio el caso que de ahí sacamos datos y después fuimos y encontramos que esas instituciones no existían. De ese relevamiento surgió también que hay centros culturales a los que no les interesa que les llevemos nada, porque tienen armados sus propios cursos, y con eso cobra el profesor y les deja algún dinero. Yo no lo veo mal, pero creo que tenemos que darles a los barrios servicios gratuitos. Otra cosa que me encantaría es traer el bus turístico, para que la zona pueda crecer y los comercios vendan más. Y tenemos en Villa del Parque el lugar al costadito de la vía, que hace años lo estoy pidiendo desde Vecinos Solidarios, y ahora que estoy en la Junta lo voy a conversar con todo el equipo que formemos los vecinos y las demás asociaciones: ese lugar tiene que ser un espacio cultural donde podamos hacer exposiciones y otras actividades  con los artistas de acá, porque quiero que estén en nuestro lugar y se luzcan delante de los vecinos de nuestra comuna.

 

-Por último, ¿creés que las presiones que sufre el Gobierno de la Ciudad por parte del Gobierno nacional influyen en la Comuna?

 

-Influyen, y muchísimo. Por ejemplo, acá tenemos cortes de luz  continuos, vas a la empresa como juntista y no te quieren recibir, y lo mismo pasa con el gas; vos sabés que eso está tercerizado, pero por Nación, y si no te quieren recibir es porque hay alguien que está parando, porque tienen la obligación de recibirte, así como la de atender a cualquier vecino. Y cuando sacan la policía de los hospitales, no se la están sacando a Mauricio, nos están sacando la seguridad a todos nosotros; lo mismo pasa cuando hacen parar el subte o quieren desfinanciar al Banco Ciudad. Yo digo que nos están haciendo una guerra tremenda que no la paga Macri, la pagamos todos como vecinos.

 

 

Haydée Breslav

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.