El socialismo y el GEN, un paso más lejos

La amplitud de las fronteras ideológicas que propone Ricardo Alfonsín para sellar un frente electoral con Francisco de Narváez en la provincia de Buenos Aires no sólo no seduce al Partido Socialista de Hermes Binner y al GEN de Margarita Stolbizer, sino que los aleja de un acuerdo con la UCR para la disputa presidencial de octubre.

“Nuestro límite es el programático y no creo que en ese sentido tengamos alguna afinidad con esos sectores”, sentenció la diputada socialista Mónica Fein –cercana a Binner– para referirse al coqueteo del radicalismo con el empresario. “Nuestra propuesta es construir un frente progresista y no un frente pragmático. No coincidimos con esa idea de la UCR en términos ideológicos ni estratégicos”, sumó el diputado GEN, Gerardo Milman, tomando distancia del diputado bonaerense del PJ Federal. Aunque públicamente desde el PS y el GEN no le bajarán la persiana a un acuerdo con el radicalismo, puertas adentro aseguran que sus partidos no aceptarán una alianza con De Narváez ni Mauricio Macri. La decisión los coloca más cerca de Proyecto Sur, la fuerza de Pino Solanas.

“Siempre privilegiamos los acuerdos programáticos y partidarios, no lo hacemos sobre personas o candidatos. Si tuviéramos que hablar de límites, los nuestros son sobre la elaboración de un programa de gobierno, y no creo que con esos sectores tengamos afinidad programática. Si la UCR privilegia ese tipo de alianzas no estaremos en ese proyecto”, dijo Fein a Página/12 sin hacer nombres propios. “Seguimos dialogando con el radicalismo, Proyecto Sur y con (Víctor) De Gennaro en busca de un acuerdo de tipo programático más que de candidaturas”, agregó la diputada del PS.

Fein pertenece al riñón político del gobernador Hermes Binner y es la “candidata de unidad” partidaria a la intendencia de Rosario en la disputa que el gobernante Frente Progresista santafesino tendrá en las internas abiertas, obligatorias y simultáneas del próximo 22 de mayo. Conocedora del delicado equilibrio interno, Fein no arriesgaría una definición personal por encima de lo que ya ha decidido el partido.

Binner y el presidente del PS, Rubén Giustiniani –enfrentados en la interna por la sucesión del gobernador–, prefirieron no opinar sobre las definiciones de Alfonsín. El partido apoya la designación de Binner como candidato presidencial o como integrante de la fórmula de un frente progresista, pero el gobernador ató su futuro político a la suerte que corra su delfín, Antonio Bonfatti, en la interna por sucederlo.

Por eso el socialismo postergó su definición electoral. El congreso del PS citado para el 6 de junio deberá resolver el tema entre quienes quieren ir con el radicalismo y los que proponen cerrar un frente con Proyecto Sur. Una división que ya se hizo sentir en otros encuentros partidarios. “Si la UCR acuerda con De Narváez, nos cierra una de las alternativas”, reconocieron varios de sus dirigentes a este diario, pero evitando abrir otro frente interno en medio de la caliente disputa santafesina.

En el GEN tampoco se imaginan en un frente con De Narváez. “No coincidimos con esa idea de la UCR en términos ideológicos ni estratégicos. Se lo hemos hecho saber al radicalismo personal y públicamente”, sostuvo Milman ante este diario. “La UCR siempre tuvo dos alas. Es muy probable que una de ellas insista con un acuerdo con el peronismo, similar al que hicieron con Duhalde y Lavagna en 2009, pero finalmente el electorado se aleja de estas propuestas como en aquel entonces, que los ubicó en el tercer lugar. En política nunca dos más dos es cuatro y ésta no será la excepción”, agregó Milman.

La líder del GEN, Margarita Stolbizer, fue quien advirtió a través de los medios que la UCR podía definir su política de alianzas, pero que un arreglo con el empresario en territorio bonaerense no incluiría a su partido, poniendo su propio límite.

También intentó hacerlo personalmente. Stolbizer se reunió con el jefe de la bancada de diputados radicales, Ricardo Gil Lavedra, para exponerle la postura de su partido y acordó a través del ex camarista un encuentro con Alfonsín. Margarita marchó malhumorada a San Juan –para hacer campaña contra la reforma constitucional que le habilitaría al gobernador José Luis Gioja su re-reelección– porque pensó que se encontraría con el candidato presidencial de la UCR antes de su viaje. Pero terminó enterándose ayer en la capital sanjuanina de que Alfonsín habilitaba las negociaciones con De Narváez.

El GEN ya definió que su “alianza estratégica es con el socialismo” y se someterá a los tiempos del PS para tomar una resolución conjunta. Aunque tampoco el GEN le cerrará las puertas a un acuerdo con la UCR, quienes dentro del partido miran con más simpatía la conformación de un frente con el espacio que se armó alrededor de la frustrada candidatura presidencial de Pino Solanas, afirman que ya es el momento de cambiar de rumbo.

URL: http://www.larayuelaweb.com.ar/?p=46

Escrito por en abr 30 2011. Archivado bajo Elecciones 2011. Puedes seguir las respuestas de esta entrada por el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o un trackback a esta entrada

Deja un comentario

120x600 ad code [Inner pages]
VISITAS